Revista Literaria de la Fundación Andrés Mariño Palacio, que tiene como objetivo la difusión de la literatura regional y universal.

Poesía Femenina

Poesía Femenina
Libreria del Sur. 20/03/2009. 6 PM

martes, 25 de noviembre de 2008

LITERATURA EN EL ZULIA DURANTE EL SIGLO XIX

LITERATURA EN EL ZULIA
DURANTE EL SIGLO XIX


A.- PRIMERA GENERACIÓN: ESCRITORES PRE-BARALTIANOS:

FERNANDO DE SANJUST Y PEROZO (1748-h. 1830): SACERDOTE GOLIÁRDICO, PATRIOTA REVOLUCIONARIO, DECIMISTA Y VERSIFICADOR FILOSÓFICO EN: MEMORIA PÓSTUMA DE UN ENFERMO A QUIEN EL FACULTATIVO LE HA INTIMADO SE DISPONGA PARA MORIR O LA DESPEDIDA DEL MUNDO DEL PADRE SANJÚS

ALEJANDRO MAS Y RUBÍ (1749-1831): EDUCADOR JESUITA, ENSAYISTA HISTÓRICO Y GEOGRÁFICO

JOSÉ ANTONIO TINEDO (1765-¿): EDUCADOR, ORADOR SAGRADO, ESCRITOR

JOSÉ DOMINGO RUS (1768-1835): ABOGADO, SERVIDOR PÚBLICO, DIPUTADO A LAS CORTES ESPAÑOLAS, ORADOR Y ENSAYISTA POLÍTICO EN: AGERE PRO PATRIA (1814) Y MARACAIBO REPRESENTADO EN TODOS SUS RAMOS (1814). LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA REFUNDIÓ LAS DOS OBRAS EN: MARACAIBO A PRINCIPIOS DEL SIGLO XIX

JOSÉ ANTONIO ALMARZA (h. 1780-1837: PATRIOTA REVOLUCIONARIO, MILITAR, IMPROVISADOR Y POETA, DE QUIEN SE CONOCEN: DÉCIMA SATÍRICA y AL LIBERTADOR (SONETO)

RAFAEL URDANETA (1788-1845): MILITAR Y MÁXIMO HÉROE DEL ZULIA, QUIEN ESCRIBIÓ APUNTAMIENTOS (MEMORIAS), ESPECIALMENTE PARA LAS MEMORIAS DEL GENERAL O’ LEARY, DONDE SE PUBLICARON EN SU TOMO VI, en 1880

JOSÉ DE JESÚS ROMERO (1799-1861): ORADOR SAGRADO Y POETA RELIGIOSO

MANUEL DE JESÚS AROCHA (1799-1861): MÉDICO, BENEFACTOR DE MARACAIBO Y ESCRITOR DE MISCELÁNEAS

PRIMERAS SOCIEDADES Y COLEGIO NACIONAL DE MARACAIBO:

SOCIEDAD DE AMIGOS DEL PAÍS DE LA PROVINCIA DE MARACAIBO: FUNDADA EN 1833 Y REORGANIZADA EN 1836, BAJO LA PRESIDENCIA DE MANUEL DE JESÚS AROCHA, LOGRANDOSE LA CREACIÓN DEL COLEGIO NACIONAL DE MARACAIBO

SOCIEDAD FILARMÓNICA DE MARACAIBO: FUNDADA EL 4 DE AGOSTO DE 1836 POR EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA, CON LA GRAN COLABORACIÓN DE MIGUEL A. BARALT, LA CUAL TUVO UNA ESCASA DURACIÓN

COLEGIO NACIONAL DE MARACAIBO: CREADO EL 2 DE MARZO DE 1837 COMO UN ESTABLECIMIENTO LITERARIO CON DOS IMPORTANTES INNOVACIONES: ENSEÑARÍA EN CASTELLANO Y NO EN LATÍN Y ESTARÍA SUJETO AL PODER SEGLAR Y NO AL RELIGIOSO. INSTALADO EL 19 DE ABRIL DE 1839, BAJO LA RECTORÍA DE CARLOS URDANETA Y LA VICE-RECTORÍA DE JOSÉ ISIDRO SILVA

SOCIEDAD EMPRESARIA DEL TEATRO: FUNDADA EN 1839 PARA TRATAR DE CONSTRUIR UN TEATRO PARA LA CIUDAD, COLOCANDOSE LA PRIMERA PIEDRA EN LA ESQUINA NOR-OCCIDENTAL DE LA PLAZA MAYOR EN 1840 Y SUSCRIBIÉNDOSE ACCIONES, SIN EMBARGO NO SE LOGRARÍA CONCLUIR LA CONSTRUCCIÓN EN DOS AÑOS, POR FALTA DE COLABORACIÓN AL NO CANCELAR LAS ACCIONES

SOCIEDAD DE LA UNIÓN: FUNDADA EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 1840, CON EL OBJETIVO DE LOGRAR LA CONCORDIA ENTRE LOS DOS PARTIDOS POLÍTICOS EXISTENTES (TEMBLEQUES Y CAMPESINOS), DONDE ESTUVIERON: PASCUAL CASANOVA, FRANCISCO DE PAULA MEOZ, JUAN FRANCISCO TROCONIS, MANUEL IRIARTE, BLAS VALBUENA Y MANUEL DE JESÚS AROCHA, ENTRE OTROS. DESDE EL 10 DE ABRIL de 1842 TUVO SU PROPIO PERIÓDICO: LA MARIPOSA, EN EL CUAL SE PUBLICARON LAS PRIMERAS CRÓNICAS COSTUMBRISTAS. ESTIMULARON LA CONSTRUCCIÓN DEL TEATRO, AL FRACASAR LA SOCIEDAD ANTERIORMENTE CITADA Y PARA ELLO ESTIMULARON LA CONSTITUCIÓN DE LAS DOS PRIMERAS COMPAÑÍAS TEATRALES DE LA CIUDAD: COMPAÑÍA DE FRANCISCO GALLARDO (LA CUAL DEBUTÓ EL 26-09-1841) y SOCIEDAD DRAMÁTICA DE AFICIONADOS (LA CUAL LO HIZO EL 27-02-1842), CON EL FIN DE RECAUDAR FONDOS PARA LA CONSTRUCCIÓN

SOCIEDAD “INSTITUTO LITERARIO DEL ZULIA”: FUNDADA EN NOVIEMBRE DE 1840. TUVO SU PROPIO PERIÓDICO LA AURORA LITERARIA DESDE EL 10 DE NOVIEMBRE DE 1841 HASTA EL 23 DE MARZO DE 1842. SERÍA LA PRIMERA INSTITUCIÓN LITERARIA CONOCIDA EN LA CIUDAD, DONDE ESTUVIERON: AUSENCIO MARÍA PEÑA, ELÍAS LEZAMA, ANTONIO JOSÉ URQUINAONA, MIGUEL MONTERO HERRERA, JORGE OCHOA Y OTROS JÓVENES DE LA ÉPOCA

B.- SEGUNDA GENERACIÓN: ESCRITORES NEOCLÁSICOS:

JOSÉ ISIDRO SILVA (1801-1865): VICE-RECTOR DEL COLEGIO NACIONAL DE MARACAIBO, GRAN EDUCADOR DE GRAMÁTICA CASTELLANA Y LATINA, FUNDADOR DEL PRIMER PERIÓDICO LITERARIO LA ABEJITA EN 1839, ORADOR Y BIÓGRAFO DE MANUEL DE JESÚS AROCHA

VÍCTOR REPARADO AÑEZ CASAS (h. 1803-1880): SACERDOTE Y POETA DE OBRA DISPERSA, COMO: EL BESO DE JUDAS, LA ORACIÓN DEL HUERTO, MI CREDO, ZULIANA y A MARACAIBO

CARLOS URDANETA (1804-1848): LICENCIADO EN DERECHO CIVIL, ABOGADO, PARLAMENTARIO, RECTOR DEL COLEGIO NACIONAL DE MARACAIBO, DOCENTE Y ORADOR

DOMINGO DEL MONTE Y APONTE (1804-1853): POETA, ENSAYISTA, CRÍTICO LITERARIO Y PATRIOTA CUBANO Y NACIDO EN MARACAIBO. EN CUBA SE PUBLICARON, EN 2 TOMOS: ESCRITOS DE DOMINGO DEL MONTE Y JULIO CALCAÑO LO INCLUYÓ EN SU “PARNASO VENEZOLANO”

RAFAEL MARÍA BARALT (1810-1860): POLÍGRAFO Y GRAN PROSISTA, INCLUIDO EN EL CATÁLOGO DE LOS ESCRITORES QUE PUEDEN SERVIR DE AUTORIDAD PARA EL USO DE LOS VOCABLOS Y DE LAS FRASES DE LA LENGUA CASTELLANA. SUS OBRAS SON:

· RESUMEN DE LA HISTORIA ANTIGUA Y MODERNA DE VENEZUELA Y OTROS TRABAJOS HISTÓRICOS
· POESÍAS: DE GRAN AMOR POR SU TIERRA NATAL: ADIÓS A LA PATRIA; DE ADMIRACIÓN AL LIBERTADOR COMO SU SONETO: A SIMÓN BOLÍVAR. ADEMAS: A CRISTÓBAL COLÓN (ODA PREMIADA EN EL CERTAMEN DEL LICEO DE MADRID EN 1849), SUS ODAS A S.M. LA REINA DOÑA ISABEL II Y OTROS POEMAS RECOGIDOS EN DON RAFAEL MARÍA BARALT. PARNASO VENEZOLANO
· ARTICULISTA DE COSTUMBRES EN: LO QUE ES UN PERIÓDICO, LAS INDIRECTAS, LA FIESTA DE BELEM EN SAN MATEO, LOS ESCRITORES Y EL VULGO
· AUTOR DE PROSAS POÉTICAS, COMO “UN RECUERDO DE LA PATRIA” Y OTRAS EN EL CAMINO HACIA LA NARRATIVA CORTA, COMO: ADOLFO Y MARÍA e IDILIOS
· SU CUENTO: HISTORIA DE UN SUICIDIO
· FILÓLOGO EN DICCIONARIO DE GALICISMOS Y DICCIONARIO MATRIZ DE LA LENGUA CASTELLANA
· CRÍTICO LITERARIO Y ENSAYISTA EN DISCURSO DE INCORPORACIÓN A LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA, (PRIMER LATINOAMERICANO EN INGRESAR A ELLA), CHATEAUBRIAND Y SUS OBRAS, CARTA-PRÓLOGO A LA NOVELA CARAMURÚ DE ALEJANDRO MAGARIÑOS CERVANTES.
· PENSADOR EN ESCRITOS POLÍTICOS, DONDE SE ACERCARÍA AL SOCIALISMO UTÓPICO.
· SUS OBRAS COMPLETAS, EN SIETE TOMOS, ESTÁN PUBLICADAS POR LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA

JOSÉ FRANCISCO MAS Y RUBÍ (1812-1876): SACERDOTE JESUITA, EDUCADOR, CRONISTA HISTÓRICO Y ORADOR

JOSÉ DE JESÚS VILLASMIL (1812-1877): MILITAR, POLÍTICO, PERIODISTA QUIEN UTILIZABA EL SEUDÓNIMO “FIDO”, POETA DE OBRA DISPERSA, CUYOS POEMAS MÁS CONOCIDOS SON REPATRIACIÓN y DESPEDIDA DE CUBA y SU PROSA LA EXPRESIÓN DE ALGUNOS BESOS

JOSÉ RAMÓN VILLASMIL (1813-1877): EDUCADOR, PROSISTA, GRAMÁTICO EN MIS OPINIONES SOBRE ALGUNOS PUNTOS GRAMATICALES, PARLAMENTARIO, GRAN POLEMISTA, CRONISTA Y ARTICULISTA DE COSTUMBRES EN EL ANIMAL Y EL ANIMALEJO:

MIGUEL MONTERO HERRERA (1896-1896): POETA DE OBRA DISPERSA, DE FONDO FILOSÓFICO, COMO EN EL REVOLVER

C.- PRIMERA GENERACIÓN ROMÁNTICA Y SUS CONTEMPORÁNEOS:

CÁSTOR SILVA (1820-1899): SACERDOTE, ORADOR, POLEMISTA CONTRA EL DARWINISMO Y AUTOR DE LEYENDAS COMO: TODO DEBE SACRIFICARSE A LA VIRTUD o EL SACRIFICIO A LA VIRTUD y FANTASÍA Y REALIDAD

SILVESTRE SÁNCHEZ (1820-1907): EDUCADOR, CRONISTA HISTÓRICO Y AUTOR DE TEXTOS DIDÁCTICOS. ESCRIBIÓ GEOGRAFÍA Y BREVE HISTORIA DE LA SECCIÓN ZULIA, PRIMER TEXTO DE HISTORIA REGIONAL PARA LAS ESCUELAS

PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ (1821-1875): POLÍTICO, PARLAMENTARIO, MAESTRO DEL PERIODISMO DE OPINIÓN, CREADOR DE LA SÁTIRA Y EL SARCASMO COMO ARMA POLÍTICA, POETA, FABULISTA, TRADUCTOR Y DRAMATURGO. FUNDADOR DE: EL MARA, EL MENDIGO HABLADOR, EL ENTREACTO, VIGÍA DE OCCIDENTE, EL OCCIDENTAL Y EN CÚCUTA DE: LA DULCINEA, LA EMPRESA, EL CÉFIRO. COLABORADOR DE: EL ECO DE LA JUVENTUD, LA ESTRELLA DEL SUR, EL RAYO AZUL, EL REGENERADOR DEL ZULIA, LA MAÑANA, LA LIRA DE OCCIDENTE. LA MAYORÍA DE SUS OBRAS TEATRALES ESTÁN DISPERSAS Y PERDIDAS: LOS MARIDOS DE ALLENDE, UNA NARIZ y LAS NOCHES DEL CRIMEN. ES MUY CONOCIDO SU TRABAJO DE COSTUMBRES Y HUMORÍSTICO NO VA MI ARTÍCULO. SUS OBRAS POÉTICAS SE RECOGIERON EN: DON PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ. PARNASO VENEZOLANO (P y T)

FRANCISCO JUGO (1821-1875): EDUCADOR, DOCTOR EN DERECHO, POLEMISTA, AUTOR DE JUGUETES CÓMICOS COMO EL ALGO DE FERNANDITO

JOSÉ RAMÓN YEPES (1822-1881): MARINO, MÁXIMA FIGURA ROMÁNTICA DEL ZULIA DE TRASCENDENCIA NACIONAL COMO POETA EN LA MEDIANOCHE A LA CLARIDAD DE LA LUNA Y CREADOR DE LAS NIEBLAS. PADRE DE LA NOVELA INDIGENISTA VENEZOLANA EN SUS NARRACIONES ANAIDA E IGUARAYA. ARTICULISTA DE COSTUMBRES Y CUENTISTA.

· POESÍAS (P)
· DON JOSÉ RAMÓN YEPES. PARNASO VENEZOLANO (P)
· NOVELAS Y ESTUDIOS LITERARIOS (N y NC)
· SELECCIÓN DE POEMAS Y LEYENDAS (P y N)

JOSÉ MARÍA NÚÑEZ DE CÁCERES (1822-1911): DOCTOR EN DERECHO Y EN FILOSOFÍA Y LETRAS, PINTOR, MINIATURISTA, EDUCADOR, GRAMÁTICO, ENSAYISTA, HISTORIADOR, TRADUCTOR, NARRADOR, POLÍGLOTA Y POETA HUMORÍSTICO, SATÍRICO Y LÍRICO. PUBLICÓ TEXTOS SOBRE IDIOMAS Y OTRAS OBRAS.

· MISCELÁNEA POÉTICA: LA VENEZOLÍADA (P)
· LAS METAMORFOSIS DE OVIEDO o LA CACHURRIADA (P)
· LOS NUEVOS PETRARCA Y LAURA o SONETOS ALEGÓRICOS A PETRONA (P)

JOSÉ ANTONIO RINCÓN (1823-1866): SACERDOTE, FILÓSOFO, EDUCADOR, ORADOR Y POETA EN A LOS TIRANOS

CARLOS T. IRWIN (1823-1884): MARINO, POLÍTICO, ORADOR Y NARRADOR PARA NIÑOS COMO EN “CUENTO A MIS HIJOS. NO OFENDAIS AL POBRE”

JOSÉ MIGUEL CRESPO (1823-1888): PERIODISTA, EDUCADOR, INGENIERO MILITAR, AUTOR DE TEXTOS DIDÁCTICOS Y DRAMATURGO EN LA FUERZA DE LA VOLUNTAD Y EL HIJO DEL PUEBLO

FRANCISCO GALLARDO: ESCRIBIÓ LA PRIMERA OBRA TEATRAL DE LA CIUDAD, HENRIQUE DE SICILIA, EN 1842, LA CUAL FUE REGISTRADA, SIN EMBARGO NO SE CONOCE SU ESCENIFICACIÓN NI PUBLICACIÓN

PEDRO CANGA: PERIODISTA, DIRECTOR DE TEATRO Y NOVELISTA EN “MIS AMORES EN EL CAMPO”

ÁNGEL CASANOVA (1836-d. 1884): SERVIDOR PÚBLICO, FILANTROPO, PERIODISTA, ARTICULISTA DE COSTUMBRES, CRONISTA TEATRAL E HISTÓRICO, NARRADOR COMO EN FALSA EDUCACIÓN

VALERIO PERPETUO TOLEDO (1828-1890): PERIODISTA DESTACADO, FUNDADOR DE: EL MARA, EL MENDIGO HABLADOR, EL SOBRINO DEL MENDIGO. EL FARO, EL CORREO DE OCCIDENTE, EL IMPARCIAL, LA ÉPOCA, ÁLBUM DE LAS HIJAS DEL LAGO, FLORES DE PASCUAS Y EL GRAN PERIÓDICO LOS ECOS DEL ZULIA. COLABORADOR DE EL ECO DE LA JUVENTUD, LA ANTORCHA, LA CAUSA DE ABRIL Y DIARIO DEL ZULIA. INICIADOR DEL DIARISMO EN LA REGIÓN CON EL DIARIO DE MARACAIBO EN 1862. PARLAMENTARIO, POETA SATÍRICO Y PROSISTA FILOSÓFICO.

ARISTIDES GARBIRAS (1829-1900): POETA Y POLÍTICO, QUIEN VIVIÓ POR AÑOS EN EL TÁCHIRA

AMENODORO URDANETA (1829-1905): HIJO DEL GENERAL RAFAEL URDANETA, POLÍTICO, PERIODISTA, ACADÉMICO, EDUCADOR, ESCRITOR MUY PROLÍFERO EN DIVERSOS TEMAS, ESCRIBIENDO: TEXTOS DIDÁCTICOS, GRAMÄTICO, FILÓLOGO, ENSAYISTA, CRÍTICO LITERARIO, OBRAS HISTÓRICAS, BOLIVARIANAS Y RELIGIOSAS, INICIADOR DE LA LITERATURA PARA NIÑOS EN VENEZUELA Y POETA DE TONO PESIMISTA, FILOSÓFICO Y DOGMÁTICO. ALGUNOS DE SUS LIBROS SON:

· COLOMBIA. CANTO DEDICADO A LA MEMORIA DE MI PADRE (P)
· EL DOS DE AGOSTO (P)
· LA BATALLA DE SANTA INÉS. CANTO A ZAMORA (P)
· ARMONÍAS POÉTICAS Y RELIGIOSAS (P)
· POESÍAS RELIGIOSAS Y MORALES (P)
· LA BATALLA DE CARABOBO (P)
· SUCRE, GLORIA AMERICANA (P)
· CERVANTES Y LA CRÍTICA (CRÍTICA LITERARIA)
· EL LIBRO DE LA INFANCIA POR UN AMIGO DE LOS NIÑOS (OBRA PARA NIÑOS)
· LA CONVENCIÓN DE OCAÑA (OBRA HISTÓRICA)
· CATECISMO DE HISTORIA ANTIGUA (OBRA HISTÓRICA)
· CATECISMO DE HISTORIA SAGRADA (OBRA HISTÓRICA)

MANUEL MARÍA FERNÁNDEZ (1830-1902): MARINO, ACADÉMICO, PERIODISTA, DRAMATURGO, CRÍTICO LITERARIO Y POETA EPIGRAMÁTICO Y MORDAZ. FUE EL PRIMER COMEDIÓGRAFO ESTRENADO EN MARACAIBO, POR LA SOCIEDAD DRAMÁTICA DE AFICIONADOS (1853), CON SUS SAINETES: SINVERGÜENZA, AVARO Y FLOJO Y ZAPATERO A TUS ZAPATOS, HOY ILOCALIZABLES. COMO PERIODISTA FUE FUNDADOR DE EL ZURRIAGO, LA CRÓNICA Y EL DIARIO DE AVISOS, ÉSTE ÚLTIMO EN CARACAS DIRIGIÉNDOLO POR 27 AÑOS COMO DECANO DE LA PRENSA NACIONAL

· FLORES DEL ÁVILA (P)
· A ROSAURA. A TI (P)
· EL LECHO VACÍO (P)
· TORNEO BÁQUICO (P)
· EL TODO DE UNA CHARADA (T)
· BIEN POR MAL o LA CARIDAD EN ACCIÓN (T)

CARLOS ECHEVERRÍA (¿-d.1901): COMERCIANTE, MILITAR, MILITAR, PROSISTA Y POETA DE CORTE CLÁSICO E INSPIRACIÓN ROMÁNTICA EN SU LIBRO HORAS PERDIDAS (P)

POR ESA ÉPOCA, 1847, SE INAUGURÓ EL TEATRO, DE ESCASA DURACIÓN POR SU MALA CONSTRUCCIÓN Y SE REINAUGURÓ EN 1852, CON LA NUEVA SOCIEDAD DRAMÁTICA DE AFICIONADOS, LA CUAL ESTRENÓ LAS PRIMERAS OBRAS DE MANUEL MARÍA FERNÁNDEZ, ESCENIFICADAS EN 1853: SINVERGÜENZA, AVARO Y FLOJO y ZAPATERO A TUS ZAPATOS.

D.- SEGUNDA GENERACIÓN ROMÁNTICA:

CONSTITUIDA ALREDEDOR DE DOS SOCIEDADES LITERARIAS ESTUDIANTILES:

SOCIEDAD “ECO DE LA JUVENTUD”

FUNDADA EN LOS MESES FINALES DE 1855, EXISTIENDO HASTA FINALES DE 1858. MANTUVO EL PERÓDICO ECO DE LA JUVENTUD, BAJO LA RESPONSABILIDAD DE APÁLICO SÁNCHEZ, EL CUAL TUVO DOS ETAPAS: DESDE EL 10-04-1856 HASTA EL 20-09-1856 Y TRAS UN LARGO RECESO: DESDE EL 10-12-1857 HASTA EL 30-10-1858, CUANDO DESAPARECIÓ LA SOCIEDAD. INTENTARON SER LA ANTORCHA EXPRESIVA DEL ECO SONORO DE LAS INQUIETUDES JUVENILES DE LA ÉPOCA. DESIGNARON A MANUEL DE JESÚS AROCHA COMO MIEMBRO HONORARIO Y TUVIERON UN CUERPO DE ASESORES FORMADO POR: MANUEL IRIARTE, CARLOS MARÍA LÓPEZ, ANTONIO JOSÉ URQUINAONA, PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ Y JOSÉ RAMÓN YEPES. CREARON: UNA ESCUELA DE ARTESANOS Y UN GABINETE DE LECTURA, ORGANIZARON ACTOS PÚBLICOS, OTORGARON PREMIOS A LOS MEJORES ESTUDIANTES DEL COLEGIO NACIONAL, CULTIVARON LA LITERATURA, LA CULTURA EN GENERAL, INCURSIONARON EN LA POLÍTICA DE LA ÉPOCA Y ANALIZARON EN VALIOSOS ENSAYOS LA PROBLEMÁTICA DE LA PROVINCIA Y DEL PAÍS TRATANDO DE APORTAR SOLUCIONES. SUS MIEMBROS PRINCIPALES FUERON:

JOSÉ OCTAVIANO GONZÁLEZ (1829-1889): SACERDOTE, EDUCADOR Y ORADOR, QUIEN PUBLICÓ: ORACIÓN RELIGIOSA, ORACIÓN PRONUNCIADA EL 24 DE OCTUBRE DE 1888, NOCIONES DE RETÓRICA y CONFERENCIAS RELIGIOSAS

MANUEL DAGNINO (1834-1901): UNA DE LAS GRANDES FIGURAS DE LA CULTURA EN EL SIGLO XIX, MÉDICO, FUNDADOR DEL HOSPITAL CHIQUINQUIRÁ, AUTOR CIENTÍFICO, FILÓSOFO, PERIODISTA, ENSAYISTA, CRÍTICO, BIÓGRAFO, CRONISTA HISTÓRICO, DRAMATURGO Y NARRADOR, CUYAS OBRAS COMPLETAS, EN CUATRO TOMOS, HAN SIDO PUBLICADAS POR LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA

APÁLICO SÁNCHEZ (1836-1861): EDUCADOR, ENSAYISTA Y POETA FILOSÓFICO, DESAPARECIDO PREMATURAMENTE. PÓSTUMAMENTE, MANUEL DAGNINO EDITÓ EN GÉNOVA EN 1866, SU POEMA EXTENSO LAS POSTRIMERÍAS DEL HOMBRE (P)

DIEGO JUGO RAMÍREZ (1836-1903): POETA ROMÁNTICO Y FILOSÓFICO, ACADÉMICO, ARTICULISTA Y CRONISTA COSTUMBRISTA. SUS OBRAS POÉTICAS SON:

· ARPEJIOS (P)
· VIOLETAS. PÁGINAS DE JUVENTUD (P)
· HOJAS DE ESTÍO (P)
· EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA (P)
· ARMONÍAS FILOSÓFICAS Y RELIGIOSAS (P)
· EL ALMA DEL POETA (P)

JOSÉ TRINIDAD MONTIEL (1839-1901): DOCTOR EN CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES, JUEZ, POLÍTICO, POLEMISTA, EDUCADOR Y PERIODISTA,

ILDEFONSO VÁSQUEZ (1840-1920): MÉDICO, UNO DE LOS GRANDES POETAS DEL ZULIA, MAESTRO DEL SONETO Y DRAMATURGO EN: ENSAYO DE UNA ZARZUELA, UN NUEVO DECRETO FALSO y OTRAS OBRAS. SUS POEMAS MÁS CONOCIDOS SON: EL RAYO DE LUZ, A LA INMACULADA CONCEPCIÓN y A NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. PUBLICÓ VARIOS POEMARIOS:

· LIRA ZULIANA. OBRAS POÉTICAS (P, T)
· VISIÓN DEL PORVENIR (P)
· DOS POEMAS CORTOS: LA COJOMAQUIA Y LA BANDERA BLANCA ( P)
· LA MARACAIDA (P)
· ÁLBUM CINEGÉTICO (P)

OTROS: JOSÉ ANTONIO JONES, CARLOS LUIS SÁNCHEZ, ANTONIO MARÍA IRIARTE, RAFAEL LÓPEZ SANDOVAL, MANUEL MARÍA DURÁN, BELISARIO GALLEGOS, LUIS FELIPE SÁNCHEZ, RAMÓN LÓPEZ Y JUAN FARÍA

SOCIEDAD “ALUMNOS DE MINERVA”

FUNDADA A FINALES DE 1858, COMO UN EPÍGONO DE LA ANTERIOR SOCIEDAD. TUVO SU PERIÓDICO LA ESPERANZA, EL CUAL CIRCULÓ ENTRE EL PRIMERO DE ENERO Y EL QUINCE DE MARZO DE 1859. SUS MIEMBROS PRINCIPALES FUERON:
VÍCTOR GONZÁLEZ (1830-1894): SACERDOTE, ORADOR SAGRADO Y ARTICULISTA PERIODÍSTICO

APÁLICO SÁNCHEZ (1836-1861): YA CITADO

MANUEL MARÍA BERMÚDEZ ÁVILA (1838-1883): MARINO E IMPORTANTE POETA ROMÁNTICO EN: POESÍAS (P)

JORGE NEVADO (1839-1912): MÉDICO, POLÍTICO, ORADOR, DRAMATURGO, ARTICULISTA PERIODÍSTICO Y AUTOR DE UNA NARRACIÓN INDIANA TITULADA NANA

ILDEFONSO VÁSQUEZ (1840-1920): YA CITADO

JOSÉ DOMINGO MEDRANO (1842-1889): PERIODISTA, NOVELISTA, ENSAYISTA, ARTICULISTA, CRONISTA, LEXICÓGRAFO, GRAMÁTICO Y RECOPILADOR. FUNDADOR DEL ECO DE OCCIDENTE Y DEL DIARIO DEL ZULIA, ASÍ COMO EDITOR O COLABORADOR DE OTROS PERIÓDICOS DE LA ËPOCA. EN SUS TOMOS DE EL ZULIA LITERARIO RESCATÓ LA MAYORÍA DE LOS NOMBRES DE LOS ESCRITORES ZULIANOS DEL SIGLO XIX QUE CONOCEMOS, ADEMÁS FUE EL INICIADOR DE LA LEXICOGRAFÍA. SUS OBRAS MÁS IMPORTANTES SON:

· LA GUERRA CIVIL (N)
· LOS AGUINALDOS DE MEDRANO (CRÓNICAS)
· COLECCIÓN DE ARTÍCULOS DE VARIOS GÉNEROS (CRÓNICAS)
· EL ZULIA LITERARIO (RECOPILACIÓN EN TRES VOLÚMENES)
· APUNTACIONES PARA LA CRÍTICA SOBRE EL LENGUAJE MARACAIBERO
· TRATADO DE ORTOGRAFÍA CASTELLANA

FULGENCIO CARÍAS (h. 1848-1911): LICENCIADO EN JURISPRUDENCIA, ABOGADO, JUEZ, POLÍTICO, PARLAMENTARIO, EDUCADOR, ORADOR Y CRÍTICO LITERARIO

OTROS: ÁNGEL URDANETA, JESÚS M. ORTEGA, FRANCISCO QUINTERO, MIGUEL A. PARRA, RAFAEL OSORIO, MIGUEL SÁNCHEZ, JOSÉ A. CARRASQUERO, JOSÉ M. GARBIRAS, F.M. URDANETA PAZ y JOSÉ A. HERNÁNDEZ

PEÑA “EL RAYO AZUL”

SURGIDA EN 1864 ALREDEDOR DE LA REVISTA DEL MISMO NOMBRE, DONDE SE REUNIERON ALGUNOS INTEGRANTES DE LAS DOS GENERACIONES ROMÁNTICAS, ENTRE ELLOS: JOSÉ RAMÓN YEPES, PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ, ILDEFONSO VÁZQUEZ, MANUEL MARÍA BERMÚDEZ ÁVILA, FRANCISCO ÁÑEZ GABALDÓN, JOSÉ IGNACIO GUTIÉRREZ Y OTROS, ADEMÁS DE EMPEZAR A PUBLICAR TRES MUJERES CON SEUDÓNIMOS

CREACIÓN DE LA CASA DE BENEFICENCIA POR LA LOGIA “REGENERADORES No. 15” EL 5 DE AGOSTO DE 1860 POR JOSÉ ANTONIO URQUINAONA, AUNQUE LA IDEA ORIGINAL FUE DE PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ

GUERRA FEDERAL: DURARÍA CINCO AÑOS

FUNDACIÓN DEL HOSPITAL DE CHIQUINQUIRÁ POR MANUEL DAGNINO: EL PRIMERO DE ENERO DE 1865

GOBIERNOS DE JORGE SUTHERLAND Y VENANCIO PULGAR: CREACIÓN DEL “ESTADO SOBERANO DEL ZULIA”, UNIENDOSE CON TRUJILLO Y TÁCHIRA

EL GUZMANCISMO EN EL ZULIA

CONTEMPORÁNEOS DEL ROMANTICISMO

JOAQUÍN QUINTERO (1833-1887): POETA DE OBRA DISPERSA RECOGIDA PÓSTUMAMENTE EN POESÍAS (P)

JUAN ANTONIO LOSSADA PIÑERES (1837-1898): UNO DE LOS INICIADORES DE LA FOTOGRAFÍA, POETA, BIÓGRAFO E HISTORIADOR, AUTOR DE SEMBLANZAS ZULIANAS Y DE HOMBRES NOTABLES DE LA REVOLUCIÓN DE 1892 EN VENEZUELA

FRANCISCO AÑÉZ GABALDÓN (1838-d. 1900): PERIODISTA, POETA Y AUTOR DE DOS NOVELAS: CARLOS PAOLI Y UN AMOR CONTRARIADO, MIENTRAS RECOPILABA LAS OBRAS DE SU HIJA JULIA ÁÑEZ GABALDÓN

ARBONIO PÉREZ (1839-¿): POLÍTICO, POETA, NOVELISTA Y DRAMATURGO, AUTOR DE LA ZARZUELA LA CABAÑA, DE LA NOVELA LAS TINIEBLAS y DE LOS DRAMAS HERCULANO Y EL HIJO DE LA CATÁSTROFE

FRANCISCO EUGENIO BUSTAMANTE (1839-1921): DOCTOR EN CIENCIAS MÉDICAS, INICIADOR DE LA CIRUGÍA ABDOMINAL EN VENEZUELA, DOCENTE UNIVERSITARIO, POLÍTICO, PARLAMENTARIO, DIPLOMÁTICO Y ESCRITOR. EN SU OBRA EL GRAN LIBRO SE PROCLAMÓ POSITIVISTA Y DARWINISTA.

JOSÉ IGNACIO AROCHA (h. 1840-d. 1897): GEÓGRAFO, HISTORIADOR, INVESTIGADOR ESTADÍSTICO Y ESCRITOR, SOBRE TODO EN SU DICCIONARIO GEOGRÁFICO, ESTADÍSTICO E HISTÓRICO DEL ESTADO ZULIA, FUENTE DE CONSULTA OBLIGADA PARA LOS ESTUDIOSOS.

RAMÓN TROCONIS VALE (1840-1912): MILITAR Y ORADOR PATRIÓTICO, CUYOS DISCURSOS FUERON RECOGIDOS PÓSTUMAMENTE, EN EL CENTENARIO DE SU NATALICIO

JOSÉ MARÍA RIVAS (1843-1920): MILITAR, PARLAMENTARIO, PERIODISTA, BIÓGRAFO, POETA, NARRADOR Y AUTOR COSTUMBRISTA DE CALIDAD. FUNDADOR DE LA MAÑANA Y EL POSTA DEL COMERCIO, ASÍ COMO COLABORADOR DE OTROS PERIÓDICOS EN LOS SIGLOS XIX Y XX. SUS PRINCIPALES OBRAS SON: COSTUMBRES ZULIANAS (CON VARIAS EDICIONES). BIOGRAFÍA DEL ILUSTRE PRÓCER GENERAL RAFAEL URDANETA. RAMILLETE DE PASCUAS. PÉTALOS. ¿DÓNDE ESTÁ? EL COMERCIO DE MARACAIBO (EDITADO EN EL SIGLO XX POR GERMÁN CARDOZO GALUÉ)

JOSÉ TRINIDAD BLANCO: MÉDICO y DRAMATURGO, CUYA OBRA MÁS CONOCIDA ES VENANCIO PULGAR EN EL CASTILLO LIBERTADOR

JESÚS MARÍA PORTILLO (1844-1889): DOCTOR EN DERECHO, ABOGADO, JUEZ, EDUCADOR, PERIODISTA, PARLAMENTARIO, AUTOR CIENTÍFICO, ENSAYISTA Y CRÍTICO LITERARIO. FUNDADOR DE EL DERECHO, LA PRIMERA REVISTA JURÍDICA PUBLICADA EN EL ZULIA. FUE PROLOGUISTA DE VARIAS OBRAS DE ESCRITORES ZULIANOS. SUS OBRAS PRINCIPALES SON:

· COMENTARIOS A LA CONSTITUCIÓN FEDERAL REFORMADA
· DEFINICIONES DEL DERECHO
· NOCIONES PRÁCTICAS DE GRAMÁTICA CASTELLANA
· AL CANTOR DE LAS NIEBLAS GENERAL JOSÉ RAMÓN YEPES
· ESTUDIO SOBRE EL SABIO VENEZOLANO ANDRÉS BELLO
· ÁLBUM RELIGIOSO
· ALGUNOS ARTÍCULOS LITERARIOS
· LA CIUDAD DE MARACAIBO

EDUARDO GALLEGOS CELIS (1844-1906): MARINO, EDUCADOR, PERIODISTA, POETA Y DRAMATURGO, QUIEN PARTICIPÓ EN EL CERTAMEN DE LA JUNTA DE FOMENTO DEL TEATRO “BARALT” EN 1883, CON SUFRIR POR CULPAS AJENAS, ESTRENADO EN FEBRERO DE 1887 POR LA COMPAÑÍA AZUAGA, PERO NUNCA SE EDITÓ. SUS POEMARIOS SON:

· LA VEINTENA (P)
· EL POETA MORIBUNDO (P)
· PÁGINAS DEL EVANGELIO (P)
· ESPINAS Y FLORES (P)
· SILVA (P)
· EL BANQUETE DE LA VIDA (P)

LUIS URDANETA HERNÁNDEZ (1848-1890): DRAMATURGO

LUIS URDANETA VALBUENA (1848-d. 1891): DRAMATURGO

JUAN CARRUYO (¿-h. 1919): DRAMATURGO

FRANCISCO OCHOA (1849-1907): DOCTOR EN CIENCIAS POLÍTICAS, ABOGADO, AUTOR CIENTÍFICO, PROFESOR, SERVIDOR PÚBLICO, BIÓGRAFO, ENSAYISTA. FUNDADOR DEL COLEGIO DE ABOGADOS DEL ESTADO ZULIA Y PRIMER RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA

· EL DR. JESÚS MARÍA PORTILLO
· OBRAS COMPLETAS: RECIEN EDITADAS POR LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA

ESCRITORAS HEMEROGRÁFICAS

DIEZ MUJERES EMPEZARON A ESCRIBIR EN ESA ÉPOCA ROMÁNTICA, UTILIZANDO SEUDÓNIMOS PARA VELAR SUS NOMBRES, HASTA SER INCLUIDAS EN EL PRIMER TEXTO ANTOLÓGICO REGIONAL, EL ZULIA LITERARIO DE JOSÉ DOMINGO MEDRANO EN 1880, CON SU IDENTIFICACIÓN Y DE ELLAS CUATRO FUERON SELECCIONADAS NACIONALMENTE PARA LA ANTOLOGÍA GENERAL DEL “PRIMER LIBRO VENEZOLANO DE LITERATURA, CIENCIAS Y BELLAS ARTES” EN 1895. CASI TODAS SE DEDICARON A LA EDUCACIÓN DE LA NIÑAS. SE HAN LOCALIZADO ALGUNAS DE SUS CREACIONES:

JUANA AÑEZ: SÚPLICAS AL RAYO AZUL

CASIMIRA FLORES DE SANTANA: A LA SEÑORITA ADELA ROBREÑO

SOLEDAD HERNÁNDEZ: A ELISA y LA AMISTAD (CARTA II A ELISA)

BALDOMERA RINCÓN: EL TIEMPO Y LA AUSENCIA SE ALIMENTAN DE OLVIDO

HERCILIA RINCÓN OROPEZA: TRISTEZAS DEL ALMA EN LA SOLEDAD y DESAHOGOS

ADELINA ROMERO: A LA LUNA

CARMEN URDANETA: A EMILIA, CONTESTANDO A SU PREGUNTA, ¿POR QUÉ NO CANTO?

ANA YEPES SERRANO: A URDANETA, LAS PRIMERAS LLUVIAS, A URDANETA (HIMNO AL GENERAL RAFAEL URDANETA CON MÚSICA DEL PROFESOR JUAN E. DELGADO), A MARÍA INMACULADA y PÁGINA FILIAL, ENTRE OTROS TEXTOS

INÉS YEPES SERRANO: A UN PENSAMIENTO, MI BANDERA (ANTI-INGLESA) y PÁGINA FILIAL, ENTRE OTROS TEXTOS

MARÍA YEPES SERRANO: IMPRESIONES DE UNA TARDE DE ESTÍO y PÁGINA FILIAL, ENTRE OTROS TEXTOS

E.- GENERACIÓN DE ESCRITORES SURGIDA ENTRE 1872 Y 1882:

SURGIDA ALREDEDOR DE UNA SERIE DE SOCIEDADES LITERARIAS, ENTRE LAS CUALES SE HAN CITADO: LA SOCIEDAD LITERARIA “LA ANTORCHA” (1872-1873, ALREDEDOR DEL PERIÓDICO DEL MISMO NOMBRE); LA SOCIEDAD “AMANTES DEL SABER” (1872); LA SOCIEDAD “VARGAS” (DESDE EL 29 DE ENERO DE 1873 HASTA 1875, ALREDEDOR DEL PERIÓDICO LA ESPERANZA); LA SOCIEDAD “LA VOZ DE LA JUVENTUD” (1873-1875, ALREDEDOR DEL PERIÓDICO DEL MISMO NOMBRE); LA SOCIEDAD “EL ALBUM” (1880); LA SOCIEDAD “EL ÁNGEL DEL HOGAR” (1881, ALREDEDOR DEL PERIÓDICO DEL MISMO NOMBRE); Y LA SOCIEDAD “BARALT” (1882); ENTRE OTRAS. SUS PRINCIPALES INTEGRANTES FUERON:

FRANCISCO JOSÉ DELGADO (1842-1923): SACERDOTE, PARLAMENTARIO, POLÍTICO, EDUCADOR, RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA Y ESCRITOR. ENTRE SUS NUMEROSAS OBRAS SE CITAN:

· POSTRIMERÍAS
· IN PRINCIPIO
· DOMINICALES
· PÁGINAS SUELTAS
· CONSIDERACIONES SOBRE EL ESTADO MORAL DE LA SOCIEDAD
· CÁTEDRA CATÓLICA

JOSÉ TOMÁS URDANETA (1843-1923): SACERDOTE, DOCTOR EN DERECHO CIVIL, ORADOR SAGRADO, BIÓGRAFO, ESCRITOR RELIGIOSO Y POLEMISTA CON EL DR. RAFAEL VILLAVICENCIO SOBRE EL POSITIVISMO Y EL DARWINISMO

· LA IGLESIA Y LA MASONERÍA
· COLECCIÓN DE ESCRITOS
· RASGOS BIOGRÁFICOS DEL PRESBÍTERO DOCTOR JOSÉ DE JESÚS ROMERO
· BODAS DE PLATA SACERDOTALES DEL VENERABLE PRESBÍTERO CARLOS FLORES

JOSÉ ANTONIO INFANTE (1845-1901): RECONOCIDO EDUCADOR, AUTOR DEL TEXTO DIDÁCTICO BREVE TRATADO DE ORACIONES CASTELLANAS, ARTICULISTA Y DRAMATURGO COMO EN: COSAS DE MI MUJER y EL CRIMEN DEL HOGAR

ABRAHAM RAMÍREZ (1846-1898): COMERCIANTE, PERIODISTA Y POETA ÉPICO, LÍRICO, ERÓTICO, DESCRIPTIVO, JOCOSO, FILOSÓFICO Y MÍSTICO, QUIEN PUBLICÓ DOS POEMARIOS: ENSAYOS POÉTICOS (P) y RITMOS DE LA PATRIA (P)

SIMÓN GONZÁLEZ PEÑA (1846-1931): MARINO, POLÍTICO, PERIODISTA, EDUCADOR, PINTOR, POETA, NOVELISTA, DRAMATURGO, CRÍTICO LITERARIO, HISTORIADOR DEL ARTE, BIÓGRAFO, ENSAYISTA, ORADOR y CONFERENCIANTE, VERDADERO POLIFACÉTICO DE LA CULTURA, QUIEN DEJÓ LA MAYORÍA DE SU OBRA DISPERSA EN PERIÓDICOS Y REVISTAS DE SU ÉPOCA Y AL PARECER SOLO EDITÓ: ANALES DE LA SOCIEDAD MUTUO AUXILIO DE MARACAIBO y ENSAYO SOBRE LA HISTORIA DE LAS ARTES EN EL ZULIA, ESTA ÜLTIMA OBRA FUENTE DE CONSULTA OBLIGADA PARA LOS ESTUDIOSOS.

JUAN C. VILLASMIL (1847-1886): POETA PREMIADO EN VARIAS OCASIONES, CUYA OBRA SE RECOGIÓ PÓSTUMAMENTE EN: POESÍAS (P)

CANDELARIO OQUENDO (1847-1907): AGRIMENSOR, INGENIERO, DOCTOR EN MEDICINA, FILÓSOFO, EDUCADOR, PERIODISTA, ORADOR, BIÓGRAFO Y ESCRITOR DE OBRA DISPERSA.

JOSÉ MARÍA OCHOA GONZÁLEZ (1848-1876): PROMOTOR CULTURAL, ARTICULISTA DE COSTUMBRES y CRÍTICO LITERARIO, DESAPARECIDO PREMATURAMENTE

GUILLERMINO FINOL (h. 1848-d.1933): POETA SENTIMENTAL, SOBRE TODO EN SUS MADRIGALES, DE OBRA DISPERSA EN PERIÓDICOS Y REVISTAS DE SU ÉPOCA

SISOES FINOL (1849-1932): PIANISTA FELICITADO POR TERESA CARREÑO, COMPOSITOR DE VALSES, CANCIONES Y MARCHAS, DOCENTE MUSICAL, DIPLOMÁTICO, PARLAMENTARIO y POETA ROMÁNTICO LAUREADO, HERMANO DE GUILLERMINO FINOL, QUIEN PUBLICÓ DOS POEMARIOS: SONETOS (P, 1888) y CALENDAS DE JULIO (P, 1919)

JOSÉ MARÍA POLANCO (1849-¿): TIPÓGRAFO, CARPINTERO, PERIODISTA y POETA. LAUREADO, QUIEN DEJÓ DISPERSA SU OBRA EN MARACAIBO Y EN CÚCUTA, DONDE VIVIÓ Y MURIÓ

GABRIEL TROCONIZ URDANETA (1850-1878): POETA ROMÁNTICO, CRONISTA CIENTÍFICO Y ORADOR, DESAPARECIDO PRECOZMENTE, DEJANDO DISPERSOS SUS ESCRITOS SOBRE TODO EN LA ANTORCHA

TRINIDAD BRACHO ALBORNOZ (1850-d. 1910): PERIODISTA LUCHADOR POR LA AUTONOMÍA DEL ZULIA, ENSAYISTA Y POETA, QUIEN EDITÓ: ENSAYOS POÉTICOS (P) y REFUTACIÓN A LOS CAPÍTULOS V Y VI DE LA HISTORIA DE VENEZUELA POR EL SEÑOR B. TAVERA ACOSTA (1910)

EDUARDO LÓPEZ RIVAS (1850-1913): EDUCADOR Y GRAN PERIODISTA DE SU ÉPOCA, QUIEN SE INICIÓ EN LA ANTORCHA Y FUE FUNDADOR DE EL PERIÓDICO, EL SEMANARIO, EL BOLETÍN MERCANTIL, EL MENSAJERO. EL 21 DE MAYO DE 1879 FUNDÓ EL FONÓGRAFO, PRIMERO BISEMANAL Y LUEGO DIARIO DESDE SEPTIEMBRE DE 1881, CUYA EXISTENCIA SE PROLONGÓ HASTA 1920. EN 1881 FUNDÓ LA IMPRENTA AMERICANA, EL MEJOR TALLER TIPOGRÁFICO DE LA ÉPOCA Y POR ÚLTIMO FUNDÓ LA REVISTA EL ZULIA ILUSTRADO, QUE CIRCULÓ ENTRE 1888 Y 1891; ESFUERZO TIPOGRÁFICO Y PERIODÍSTICO DE PRIMERA CALIDAD, SIENDO PIONERO EN EL PAÍS EN REPRODUCIR FOTOGRAFÍAS. COMPILÓ. A LA GLORIA DEL GENERAL JOSÉ ANTONIO PAEZ (1888) y HONOR AL ZULIA (1911).

EDUARDO SULBARÁN (1851-1881): POETA, QUIEN PUBLICÓ FLORES SILVESTRES (P)

CARLOS LUIS MARÍN (1851-d. 1897): PERIODISTA EN MARACAIBO Y CARACAS. POETA ÉPICO, QUIEN PUBLICÓ: COLECCIÓN DE SONETOS INÉDITOS. SERIE PRIMERA (P); COLECCIÓN DE SONETOS PUBLICADOS. SERIE SEGUNDA (P); COLECCIÓN DE CANTOS PATRIÓTICOS (P); ADIÓS A LA PATRIA (P); SOMBRAS (P)

ALEJANDRO ANDRADE (1851-1904): LICENCIADO EN DERECHO CIVIL, POLÍTICO, PRESIDENTE DEL ESTADO ZULIA, SERVIDOR PÚBLICO, ENSAYISTA, BIÓGRAFO, ORADOR E INVESTIGADOR DE LOS LÍMITES DEL ZULIA. SUS ESCRITOS QUEDARON DISPERSOS

JOSÉ SUÁREZ LUZARDO (1855-1877):

SURGIERON LAS SOCIEDADES: MUTUO AUXILIO (1876), GIMNASIO DEL PROGRESO (!876), AUXILIAR DE ARTESANOS (1878) y ESPERANZA EN EL PORVENIR (1878), ENTRE OTRAS, DE GRAN IMPORTANCIA SOCIO-CULTURAL.

EN 1880-1881, JOSÉ DOMINGO MEDRANO PUBLICÓ LOS TRES TOMOS DE EL ZULIA LITERARIO, COMPILACIÓN DE OBRAS EN PROSA Y VERSO DE ESCRITORES ZULIANOS, DONDE RESCATARÍA SUS NOMBRES PARA LA HISTORIA LITERARIA REGIONAL.

DESDE 1881 EL ZULIA DEJÓ DE SER ESTADO Y DEBIÓ INCORPORARSE COMO SECCIÓN DEL ESTADO FALCÓN HASTA 1890, POR LA ARBITRARIEDAD DE GUZMÁN BLANCO.

EN 1883 SE INAUGURÓ EL TEATRO “BARALT” DE MARACAIBO EN EL CENTENARIO DEL LIBERTADOR, CON UN CERTAMEN DE DRAMATURGIA GANADO POR OCTAVIO HERNÁNDEZ, SURGIENDO DESDE ENTONCES LA FIGURA NATURALISTA DE MANUEL ANTONIO MARÍN HIJO

SUS CONTEMPORÁNEOS

MANUEL CELIS (1841-d. 1897):

RAMÓN GARCÍA OLIVEROS (1842-1931)

MANUEL ANTONIO MARÍN HIJO (1846-1927). POETA EN EL CIUDADANO ESCLARECIDO (1890), POEMA ÉPICO DEDICADO AL GENERAL JOSÉ A. PÁEZ EN EL CENTENARIO DE SU NATALICIO Y EN ALGUNOS POEMAS LÍRICOS. PUBLICÓ SU CONOCIDA RESEÑA HISTÓRICA EL TEATRO EN EL ZULIA (1896), CON SU SEUDÓNIMO “K.MILO”, DONDE RESCATÓ LA HISTORIA DEL TEATRO ZULIANO DEL SIGLO XIX. EL RESTO DE SU PRODUCCIÓN ESCRITA SON SUS NUMEROSAS OBRAS TEATRALES, YA QUE ES EL DRAMATURGO MÁS PROLÍFERO DEL ZULIA. SE CITAN A CONTINUACIÓN:

· CHARADA (T). ESCRITO Y PUBLICADO EN 1879 EN: “FLORES DE PASCUAS”
· EL CANASTILLO DE FLORES (T). ESTRENADO EN 1884. EDITADO EN 1888
· LA VERDADERA GRANDEZA (T). ESTRENADO EN 1886. EDITADO EN 1888
· EN EL BORDE DEL ABISMO (T). ESTRENADO Y EDITADO EN 1887
· LA COPA DE ACÍBAR (T). ESTRENADO Y EDITADO EN 1890
· EL DEBER CUMPLIDO (T). ESTRENADO Y EDITADO EN 1891
· ASESINATO Y ROBO (T). ESTRENADO EN 1892. EDITADO EN 1893
· DIOS TARDA PERO NO OLVIDA (T). ESTRENADO EN 1893. EDITADO EN 1894
· LA ESPADA DE DOS FILOS (T). ESTRENADO EN 1893. EDITADO EN 1894
· UN POETA CONTRARIADO (T). ESTRENADO EN 1893. EDITADO EN 1895
· ¡ELLA! (T). ESTRENADO EN 1893. EDITADO EN 1895
· LAS APARIENCIAS (T). ESTRENADO EN 1893. EDITADO EN 1899
· LOS IMPECABLES (T). ESTRENADO EN 1893. NO SE EDITÓ
· CON NOVIO (T). ESTRENADO Y EDITADO EN 1894
· LOS FAROLES DE VEJIGA (T). PUBLICADO EN 1896 EN “LOS ECOS DEL ZULIA”
· LA ORFANDAD FAVORECIDA (T). ESCRITO EN 1897 PARA UNA POETISA COLOMBIANA
· LO QUE PUEDE LA ENVIDIA (T). ESTRENADO EN 1899
· RICAURTE EN SAN MATEO (T). ESCRITO EN 1902
· UNA FIESTA EN EL HOGAR (T). ESTRENADO EN 1903
· HONORINA (T). ESTRENADO EN 1904. NO SE EDITÓ
· UN VIEJO PRUDENTE (T). ESTRENADO EN 1908. NO SE EDITÓ
· EL MARTIRIO DE RICAURTE O EL PARQUE DE SAN MATEO (T). ESTRENADO EN 1911
· UNA VOZ DE ULTRATUMBA O LA MUERTE DEL DR. CHACÓN (T). ESTRENADO Y EDITADO EN 1912
· LOS ANTROPÓFAGOS (T). ESTRENADO EN 1912. EDITADO EN 1917

PABLO A. VILCHEZ (1852-1908): MÚSICO, POLÍTICO, EDUCADOR, PERIODISTA, POETA, ORADOR Y DRAMATURGO. ESCRIBIÓ TRES OBRAS DE TEATRO: UNA BROMA SERIA y UNA NOCHE DE BAILE, LAS CUALES NO SE EDITARON. y LO IRREPARABLE, EDITADA, AL IGUAL QUE SU POEMARIO HOMENAJE A LOS PADRES Y LIBERTADORES DE LA PATRIA (P)

RAFAEL LÓPEZ BARALT (1852-1918): DOCTOR EN CIENCIAS MÉDICAS, EDUCADOR, RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA, POLÍTICO, PARLAMENTARIO, AUTOR CIENTÍFICO, ORADOR, HISTORIADOR, ACADÉMICO Y ESCRITOR. QUIZÁS SU OBRA MÁS CONOCIDA SEA APUNTES PARA LA HISTORIA DEL GOLPE DE ESTADO DEL 14 DE MARZO DE 1892 EN VENEZUELA

ABRAHAM BELLOSO (1854-1886): POLÍTICO, PARLAMENTARIO, PERIODISTA Y POETA LAUREADO, MUERTO EN UNA MANIFESTACIÓN POLÍTICA, QUEDANDO SU OBRA DISPERSA.

JOSÉ ANTONIO CHAVES (1854-1933): DOCTOR EN CIENCIAS POLÍTICAS, JURISCONSULTO, JUEZ, SERVIDOR PÚBLICO, PARLAMENTARIO, RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA, FLAUTISTA, GUITARRISTA, COMPOSITOR (DEL “HIMNO DEL ZULIA”, VALSES, SALMOS, MARCHAS FÚNEBRES, MÚSICA FOLKLÓRICA Y SAGRADA), ORADOR Y CRONISTA. ESCRIBIÓ SOBRE EL LIBERTADOR, SOBRE EL DR. FRANCISCO OCHOA Y RECOGIÓ LA LEYENDA HISTÓRICA “EL CRISTO DEL PESCADOR”.

CLODOMIRO RODRÍGUEZ (1854-1948): COMERCIANTE, EMPRESARIO, EDUCADOR Y POETA DE OBRA DISPERSA

ADALBERTO TOLEDO CASTELLANO (1856-1907): TIPÓGRAFO, PERIODISTA Y POETA, HIJO DE VALERIO PERPETUO TOLEDO, QUIEN DEJÓ SU OBRA POÉTICA DISPERSA EN PERIÓDICOS DE LA ÉPOCA

OCTAVIO HERNÁNDEZ (1856-1925): PARLAMENTARIO, SERVIDOR PÚBLICO, EDUCADOR, PERIODISTA, POETA, DRAMATURGO, BIÓGRAFO, TRADUCTOR. MAESTRO DE LA PROSA, POLÍGLOTA, GRAMÁTICO Y ERUDITO. ENTRE SUS NUMEROSAS OBRAS TENEMOS: ENTRE ARTISTAS (T, 1886). A MI HIJO HERNÁN (P, 1889). DOS POESÍAS: RAQUEL Y CARMEN TERESA (P, 1899). BIOGRAFÍA DEL DR. FRANCISCO E. BUSTAMANTE (1914). PRO GERMANA COLONIA (1915). EL GORDO (T, 1916). DIEZ POR UN BOLÍVAR (T, 1923).

RAMÓN ANTONIO INFANTE (1858-1892): DRAMATURGO

JOSÉ ANTONIO GANDO BUSTAMANTE (1858-1893): ABOGADO, POLÍTICO, JUEZ, PARLAMENTARIO, ORADOR, MÚSICO, PERIODISTA, POETA, BIÓGRAFO, POLEMISTA Y COMPILADOR. COMO JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CRIMINAL INTERVINO EN EL FAMOSO CASO DEL ASESINATO DE LA CABALLERO. ENTRE SUS OBRAS ESTÁN: LAS PRIMERAS FLORES (P). LA PATRIA (1888). LA APOTEOSIS DE PÁEZ EN LA CIUDAD DE MARACAIBO (1888). IMPRESIONES DE CARACAS (1889). LAS FIESTAS DEL ZULIA EN EL PRIMER CENTENARIO DEL ILUSTRE PRÓCER GENERAL RAFAEL URDANETA (1889). POR MI HONRA. EL DOCTOR JORGE VALBUENA Y EL HORROROSO ASESINATO DE JOSEFA CABALLERO (1893)

BARTOLOMÉ OSORIO URDANETA (1860-1942): MÚSICO, SERVIDOR PÚBLICO, PERIODISTA, ORADOR, DRAMATURGO Y POETA, QUIEN CULTIVÓ EL SONETO Y LA POESÍA MÍSTICA O DE TEMA RELIGIOSO, LA CUAL PUBLICÓ EN EL SIGLO XX. EN “EL ZULIA ILUSTRADO” PUBLICÓ SU SONETO DOBLE “A MARACAIBO”, DE DIFICIL CONSTRUCCIÓN. DEJARÍA VARIOS CUADERNOS MANUSCRITOS CON POEMAS Y OBRAS DE TEATRO QUE SE CONSERVABAN EN LA BIBLIOTECA “BARALT”, HOY DESAPARECIDA. ALGUNAS DE SUS OBRAS CONOCIDAS SON: LA ORFANDAD EN EL CIELO (T). ESTRENADA EN 1887. NO EDITADA. LIDES GALANAS (T). ESTRENADA Y EDITADA EN 1899. NARDOS I OROBIAS (P, 1912). EL HIMNO DE LORETO (P, 1914). LA CLERECÍA JOVEN (P, 1915). DE RODILLAS (P, 1920) y MANOJO DE VIOLETAS (P, 1928)

PEDRO PABLO GUZMÁN (1860-1947): DOCTOR EN CIENCIAS POLÍTICAS, PERIODISTA Y ESCRITOR ESTUDIOSO DE LA HISTORIA, PUBLICANDO APUNTACIONES HISTÓRICAS DEL ESTADO ZULIA

ANTONIO ACOSTA MEDINA (1861-1935): MÉDICO CIRUJANO, CLÍNICO, POLÍTICO, PARLAMENTARIO, EDUCADOR, ORADOR Y POETA DE OBRA DISPERSA

ARSENIO BRACHO CAMPOS: DRAMATURGO

ESCRITORAS EDITADAS

EN LAS DOS ÚLTIMAS DÉCADAS DEL SIGLO XIX SE PUBLICARON LAS OBRAS DE TRES ESCRITORAS, UNA DE ELLAS EXTRANJERA:

JULIA ÁÑEZ GABALDÓN (1865-1886): ESCRITORA MUY PRECOZ, DESDE LOS ONCE AÑOS, SOBRESALIÓ EN LA SOCIEDAD MARACAIBERA. SE LE HA CONSIDERADO PIONERA DE LA NARRATIVA BREVE Y DE LAS OBRAS DE TEATRO ESCRITAS POR MANO DE MUJER EN EL PAÍS, ADEMÁS DE SER UNA .GRAN EDUCADORA DE LA NIÑEZ

DEJARÍA PRODUCCIONES LITERARIAS DE JULIA ÁÑEZ GABALDÓN, RECOPILADAS PÓSTUMAMENTE POR SU PADRE EN 1893, DONDE SE INCLUYEN

· NARRACIONES CORTAS: EL CRIMEN CASTIGADO, LAS DOS HUÉRFANAS, LA MENDIGA LUCÍA, GUILLERMO, ADELA O LA JOVEN MAL EDUCADA, NO BASTA SER RICO, SENCILLA HISTORIA, AURORA Y LUCILA, UNA VÍCTIMA DEL JUEGO
· ALEGORÍAS: EL SUEÑO DEL VIAJERO, EL ÁNGEL Y EL NIÑO
· OBRAS DE TEATRO: EL PREMIO Y EL CASTIGO, PUBLICADA EN 1882 EN “EL POSTA DEL COMERCIO”; EL SACRIFICIO POR ORO O UN PADRE AMBICIOSO, PUBLICADA EN 1885 EN “LOS ECOS DEL ZULIA”
· TRADUCCIÓN DEL FRANCÉS DE LA NOVELA “LA PUPILA DEL JUDÍO”, SIN SEÑALAR EL AUTOR.
· TRADUCCIONES DEL FRANCÉS DE LOS TEXTOS: RACINE Y VOLTAIRE POR LA HARPE; EL INVÁLIDO, EPISODIO DE LAS “MEMORIAS” DE ARMANDO DE PONTMARTIN; VOLTAIRE POR CONDORCET Y GOETHE; LOS TERREMOTOS; EL VIEJO MENDIGO; y LA MADRE DE GARIBALDI, LOS TRES ÚLTIMOS SIN INDICACIÓN DEL AUTOR.
· OTROS TEMAS: MARÍA PERICH (UNA NECROLOGÍA); EL 24 DE JULIO (PÁGINA DE EXALTACIÓN PATRIÓTICA); A CÚCUTA DESTRUIDA (ELEGÍA EN PROSA, EN EL PRIMER ANIVERSARIO DEL TERREMOTO DE CÚCUTA, CUANDO TENÍA ONCE AÑOS DE EDAD); y DISCURSO SOBRE LA LUCHA DE CUBA POR SU EMANCIPACIÓN (PRONUNCIADO EN SESIÓN SOLEMNE DE LA SOCIEDAD “CUBANO-MARACAIBERA”).

MARÍA CHIQUINQUIRÁ NAVARRETE: ESCRITORA FALCONIANA RESIDENCIADA EN MARACAIBO, QUIEN ESCRIBIÓ LA NOVELA ROMÁNTICA-NATURALISTA ¿CASTIGO O REDENCIÓN?, EDITADA EN 1894. HABÍA PUBLICADO POEMAS EN “EL FONÓGRAFO” Y EN “AMERICANAS” EN 1893 Y FUE INCLUÍDA EN LA ANTOLOGÍA GENERAL DEL “PRIMER LIBRO VENEZOLANO DE LITERATURA, CIENCIAS Y BELLAS ARTES” EN 1895.

LEONTINE RONCAJOLO: AUTORA FRANCESA, QUIEN ESCRIBIÓ UN INTERESANTE LIBRO DE VIAJES: AU VENEZUELA (1876-1892) SOUVENIRS (RECUERDOS EN VENEZUELA 1876-1892)

F.- GENERACIÓN FINISECULAR O ENTRE SIGLOS:

ARMANDO TROCONIS MONTIEL (1867-1896): PERIODISTA, CRONISTA TEATRAL, POETA Y DRAMATURGO, MUERTO PREMATURAMENTE. SUS PADRES RECOGIERON SUS OBRAS EN PROSA Y VERSO (P y T, 1897)

GUILLERMO QUINTERO LUZARDO (1868-1930): MÉDICO, PERIODISTA, POETA Y DRAMATURGO.

RAMÓN ILLARRAMENDY (¿-1927): PERIODISTA, FILÓSOFO, ENSAYISTA, BIÓGRAFO Y COMPILADOR. CUBANO DE NACIMIENTO, INTERVINO EN LAS LUCHAS POR LA INDEPENDENCIA DE SU PATRIA Y DEBIÓ EMIGRAR A MARACAIBO, SUFRIENDO PRISIÓN Y ESTIMULANDO LA CREACIÓN DE LA SOCIEDAD “BANDERA CUBANA”. PUBLICÓ: CELEBRACIÓN DEL CENTENARIO DE PÁEZ EN LA CIUDAD DE MARACAIBO, RECUERDOS DE LA ROTUNDA, GACÍA MORENO Y EL PADRE BERTHE, RASGOS BIOGRÁFICOS DEL PRESBÍTERO FRANCISCO JOSÉ DELGADO y LA PENA DE MUERTE.

EDUARDO A. EVIA (h. 1870-d. 1895): MAESTRO DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA Y POETA SONETISTA, QUIEN ENLOQUECIÓ JOVEN, DEJANDO: SONETOS (P, 1894) y AYACUCHO 1824 (P, 1895)

SILFREDO FLORES (1870-1897): MAESTRO DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA, PERIODISTA Y POETA, QUIEN FUE ASESINADO POR EL PERIODISTA MARCIAL LÓPEZ BARALT EN LAS LUCHAS POLÍTICO-ELECTORALES DE LA CANDIDATURA DE IGNACIO ANDRADE A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. PÓSTUMAMENTE, SUS PADRES RECOGIERON SUS POEMAS EN: RUMORES Y RUGIDOS (P, 1899)

ASTOLFO PAZ (h. 1870-1900): POETA FALLECIDO PREMATURAMENTE, DEJANDO SU OBRA DISPERSA EN LA PRENSA DE LA ÉPOCA

ASILOÉ ESPINA (h. 1870-1930): EDUCADORA, PERIODISTA Y POETISA, AUTORA DE AZUL Y ROSA (1908), PRIMER POEMARIO PUBLICADO POR UNA MUJER ZULIANA.

UDÓN PÉREZ (1871-1926): MAESTRO DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA, BACHILLER EN FILOSOFÍA, JUEZ, SERVIDOR PÚBLICO, PARLAMENTARIO, PERIODISTA, POETA Y DRAMATURGO. EDITÓ ÓRGANOS PERIÓDICOS COMO EL CENTINELA (1893, CON MARCIAL HERNÁNDEZ) Y ALMA LATINA (1919-1920, CON RAFAEL YEPES TRUJILLO), ENTRE OTROS. QUEDARON INÉDITAS Y SE PERDIERON PARA LA HISTORIA LITERARIA SUS DRAMAS: EL REGRESO DE UN PIRATA (1887), LA PRIMERA PIEDRA (1893), SIN NOMBRE Y ENTRE SOMBRAS

· LA MALDICIÓN (P, 1897)
· VENDIDA (P, 1898)
· LA ESCALA DE LA GLORIA (T, 1899)
· LA VOZ DEL ALMA (P, 1901)
· NOTAS LÍRICAS A LA SOCIEDAD MUTUO AUXILIO EN SUS BODAS DE PLATA (P, 1901)
· LIRA TRISTE (P, 1903 y 1971)
· FRUTOS NATURALES (T, 1904 y 1933).
· LA LEYENDA DEL LAGO (P, 1908)
· HIMNO DEL ZULIA (P, 1910)
· ÁNFORA CRIOLLA (P, 1913 y 1951)
· TRÍPTICOS APENDICULARES O COMENTARIOS A UN APÉNDICE. PALADINES ZULIANOS. BUSTOS Y ESTATUAS (P, 1915)
· DOS POEMAS (P, 1916)
· EL GORDO (T, 1917). EN COAUTORIA CON OCTAVIO HERNÁNDEZ
· COLMENA LÍRICA (P, 1921)
· BAJO LOS SAUCES. EVOCACIONES ÍNTIMAS (P, 1921)
· DIVINO MUNDO I EL COCOTERO (P, 1923). EN COAUTORÍA CON RAFAEL YEPES TRUJILLO
· EL ALMA DE LA BANDERA. PASTORELA. LA REGADORA. LA PIEDAD DE LA ESFINGE. VERSIONES (P, 1923)
· PLECTRO RÚSTICO (P, 1924)
· LÁUREA. CANTOS PATRIÓTICOS (P, 1927 y 1957)
· HOJAS Y PÉTALOS (P, 1929)
· CANTOS DE UDÓN PÉREZ AL LIBERTADOR (P, 1940)
· POESÍAS (P, 1943)
· EVOCACIONES ÍNTIMAS (P, 1951)
· EL JARDÍN DE LAS CARICIAS (P, 1952)
· CALCOS (P, 1952)
· ANTOLOGÍA DE SU OBRA (P, 1968)
· ANTOLOGÍA POÉTICA (P, 1976)
· ROSAS SECAS (P, 2004)

ARECIO MIRANDA (1871-1930): DOCTOR EN CIENCIAS MÉDICAS, ABOGADO, JUEZ, PARLAMENTARIO, SERVIDOR PÚBLICO, AUTOR CIENTÍFICO, POETA, ORADOR Y ENSAYISTA. PUBLICÓ: “HOJAS AL VIENTO” y “ESTUDIOS I BOCETOS”

ANTONIO MARÍA DELGADO (1872-1933): MÉDICO, ESCRITOR CIENTÍFICO, CRONISTA HISTÓRICO Y DRAMATURGO

ANICETO E. SERRANO (1874-1913):

MARCIAL HERNÁNDEZ (1874-1921)

· EXPOSICIÓN DE ALGUNOS TRATAMIENTOS DE LA TUBERCULOSIS PULMONAR (1897)
· CURIOSIDADES (1907)
· SINOPSIS DE HISTORIA DE VENEZUELA (1914)
· PASOS DE COMEDIA (1918)
· EL CUENTO DE LA SALUD (TESIS DE HIGIENE) (1920)
· DE LA ORATORIA DEL DR. MARCIAL HERNÁNDEZ (1921)
· SUEÑO DE UN MEDIODÍA (1936 y 1974)
· VIOLANTE (1936 y 1974)
· TEMAS DE CLÍO (1936 y 1974)

FERNANDO GUERRERO FUENMAYOR (1877-1936): DOCTOR EN CIENCIAS MÉDICAS, MÚSICO, PERIODISTA, EDUCADOR, PARLAMENTARIO, POETA LAUREADO DE OBRA DISPERSA Y AUTOR DE LOS DRAMAS “DE SANGRE ATÁVICA” o RUFINO” Y “ENTRE EL HONOR Y LA VIDA”

VÍCTOR RAÚL SANDOVAL (1877-1952)

· NOTAS DEL ALMA (P, 1893)
· RIMAS DEL LAGO (P, 1945)

JUAN C. TINOCO (1877-1968)

· HISTORIA DE LA MEDICINA EN EL ZULIA (1896). COAUTORÍA CON ANTONIO M. DELGADO
· RESEÑA DOCUMENTADA DE LA APOTEOSIS DE MIRANDA (1896). COAUTORÍA CON VÍCTOR RAÚL SANDOVAL
· ALBUM DE VIAJERO (1908)
· LA SOMBRA DEL CENTAURO (1935)
· CAMINOS SOBREHUMANOS (1940)
· PAISAJES Y RETRATOS (1943)
· SÍNTESIS REVERENTE DE LA VIDA Y DE LA MUERTE DEL GENERAL RAFAEL URDANETA (1945)
· FOLÍAS. BREVIARIO DE DESCREÍDOS (1950)
· OBRAS EN PROSA Y VERSO (1955)
· DON PROTÓXIDO DE ÁZOE. VIDA HILARANTÍSIMA Y TRISTE (1960)
· REMEMORACIONES (1963)
· CANTATA DE LOS SUBDESARROLLADOS Y OTRAS CANCIONES (1966)

GUILLERMO TRUJILLO DURÁN (1878-1967)

· EL ARTE POR DENTRO (T, 1899)
· PRISMA (P, 1957)
·
TORIBIO URDANETA (1878-1946): EDUCADOR, POETA Y AUTOR DE TEXTOS DIDÁCTICOS. DEJÓ INÉDITO SU “HACECILLO POÉTICO”

· LECCIONES DE CASTELLANO (1929)
· PROSODIA Y ORTOGRAFÍA CASTELLANAS (1937)

ANICETO RAMÍREZ Y ASTIER (1879-1956)

· EL DESCUBRIDOR (1949)
· FRANCISCO DE MIRANDA. SEMBLANZA (1950)
· GALERÍA DE ESCRITORES ZULIANOS (1951-1952-1964)

CARLOS LÓPEZ BUSTAMANTE (1880-1950). DIPLOMÁTICO, EDITOR Y PERIODISTA, DIRECTOR DE “EL FONOGRAFO” CON SU HERMANO EDUARDO.

EDUARDO LÓPEZ BUSTAMANTE (1881-1939): DOCTOR EN CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIALES, ABOGADO, SERVIDOR PÚBLICO, CRONISTA Y PERIODISTA DIRECTOR DE “EL FONÓGRAFO” DESDE 1913.

JUAN B. BESSON (1881-1951)
· HISTORIA DEL ESTADO ZULIA (1943-1957)

POSITIVISMO EN EL ZULIA

CREACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA

FRANCISCO EUGENIO BUSTAMANTE, EL POSITIVISMO Y EL DARWINISMO EN LA UNIVERSIDAD DEL ZULIA

GRUPO “LOS MECHUDOS”: IMPULSADORES DEL POSITIVISMO EN LA CIUDAD DE MARACAIBO Y ANTECEDENTES DEL MODERNISMO. SE ESTUDIARÁ CON ESA CORRIENTE LITERARIA, EN EL SIGLO XX

ESCRITORES DEL SIGLO XIX ZULIANO
RESUMEN:

POETAS:

FERNANDO DE SANJUST Y PEROZO (ESCRITOR PRE-BARALTIANO)

JOSÉ ANTONIO ALMARZA (ESCRITOR PRE-BARALTIANO)
VÍCTOR REPARADO ÁÑEZ CASAS (ESCRITOR NEO-CLÁSICO)
RAFAEL MARÍA BARALT (ESCRITOR NEO-CLÁSICO)
JOSÉ DE JESÚS VILLASMIL (ESCRITOR NEO-CLÁSICO)
PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ (ESCRITOR ROMÁNTICO I)
JOSÉ RAMÓN YEPES (ESCRITOR ROMÁNTICO I)
JOSÉ MARÍA NÚÑEZ DE CÁCERES (ESCRITOR ROMÁNTICO I)
AMENODORO URDANETA (ESCRITOR ROMÁNTICO I)
MANUEL MARÍA FERNÁNDEZ (ESCRITOR ROMÁNTICO I)
DIEGO JUGO RAMÍREZ (ESCRITOR ROMÁNTICO II)
MANUEL MARÍA BERMÚDEZ ÁVILA (ESCRITOR ROMÁNTICO II)
ILDEFONSO VÁZQUEZ (ESCRITOR ROMÁNTICO II)
EDUARDO GALLEGOS CELIS (CONTEMPORÁNEO ROMÁNTICO)
ABRAHAM RAMÍREZ (ESCRITOR INTERMEDIO 1872-1882)
SISOES FINOL (ESCRITOR INTERMEDIO 1872-1882)
TRINIDAD BRACHO ALBORNOZ (ESCRITOR INTERMEDIO 1872-1882)
EDUARDO SULBARÁN (ESCRITOR INTERMEDIO 1872-1882)
CARLOS LUIS MARÍN (ESCRITOR INTERMEDIO 1872-1882)
PABLO A. VILCHEZ (CONTEMPORÁNEO DE LOS ANTERIORES)
OCTAVIO HERNÁNDEZ (CONTEMPORÁNEO DE LOS ANTERIORES)
J. A. GANDO BUSTAMANTE (CONTEMPORÁNEO DE LOS ANTERIORES)

B. OSORIO URDANETA (CONTEMPORÁNEO DE LOS ANTERIORES)
ARMANDO TROCONIS MONTIEL (ESCRITOR FINISECULAR)
SILFREDO FLORES (ESCRITOR FINISECULAR)
UDÓN PÉREZ, VÍCTOR RAÚL SANDOVAL y OTROS (ESCRITORES ENTRE SIGLOS). PUBLICARON BÁSICAMENTE EN EL SIGLO XX.

NARRADORES (NARRATIVA CORTA, NOVELA):

1. RAFAEL MARÍA BARALT
2. CÁSTOR SILVA
3. JOSÉ RAMÓN YEPES
4. MANUEL DAGNINO
5. JULIA ÁÑEZ GABALDÓN
6. MARÍA CHIQUINQUIRÁ NAVARRETE

ENSAYISTAS Y CRÍTICOS:

1. JOSÉ DOMINGO RUS
2. AMENODORO URDANETA
3. MANUEL DAGNINO
4. JOSÉ DOMINGO MEDRANO
5. JESÚS MARÍA PORTILLO
6. MANUEL ANTONIO MARÍN HIJO
7. SIMÓN GONZÁLEZ PEÑA
8. FRANCISCO OCHOA

DRAMATURGOS:

MANUEL MARÍA FERNÁNDEZ
PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ
MANUEL DAGNINO
ILDEFONSO VÁZQUEZ
MANUEL A. MARÍN HIJO
OCTAVIO HERNÁNDEZ
JOSÉ TRINIDAD BLANCO
JULIA ÁÑEZ GABALDÓN

COSTUMBRISTAS Y CRONISTAS:

RAFAEL MARÍA BARALT
PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ
JOSÉ DOMINGO MEDRANO
JOSÉ MARÍA RIVAS

MEMORIALISTAS Y BiÓGRAFOS:

RAFAEL URDANETA
JUAN ANTONIO LOSSADA PIÑERES
JOSÉ MARÍA RIVAS
FRANCISCO OCHOA

LITERATURA PARA NIÑOS:
AMENODORO URDANETA
JULIA ÁÑEZ GABALDÓN

HISTORIADORES:

RAFAEL MARÍA BARALT
SILVESTRE SÁNCHEZ
JOSÉ MARÍA NÚÑEZ DE CÁCERES
AMENODORO URDANETA
MANUEL DAGNINO
JUAN ANTONIO LOSSADA PIÑERES
RAFAEL LÓPEZ BARALT
JOSÉ IGNACIO AROCHA
PEDRO GUZMÁN

PERIODISTAS:

PEDRO JOSÉ HERNÁNDEZ
VALERIO PERPETUO TOLEDO
MANUEL MARÍA FERNÁNDEZ
JOSÉ DOMINGO MEDRANO
JOSÉ MARÍA RIVAS
EDUARDO LÓPEZ RIVAS

BIBLIOGRAFÍA MÍNIMA SOBRE LA
LITERATURA ZULIANA DEL SIGLO XIX

HISTORIAS, BIOGRAFÍAS Y CRÍTICA

FERRER, Guillermo. Historia cultural del Zulia

HERNÁNDEZ, Luis Guillermo y Jesús Ángel Parra. Diccionario general del Zulia. Tomo I y II

MANDRILLO, Cósimo. Literatura zuliana siglo XIX

OLIVARES, Atenógenes. Siluetas ilustres del Zulia. Tomo I y II de la edición definitiva de 1988

PARRA, Jesús Ángel. “La literatura en el Zulia durante el siglo XIX”. Boletín de la Academia de Historia del Estado Zulia. No. 42. Maracaibo: May. 2007. (Por un error de la Imprenta del Estado, el Boletín apareció con Tito Balza Santaella como autor).

QUIRÓS, Luis Ovidio. El Zulia literario del siglo XIX.

RAMÍREZ Y ASTIER, Aniceto. Galería de escritores zulianos. Tomos I, II y IV. No existe el III.

ANTOLOGÍAS

· BOSCH, Velia. Gente del Lago

· HERNÁNDEZ, Luis Guillermo y Jesús Ángel Parra. La narrativa corta en el Zulia

· MEDRANO, José Domingo. El Zulia literario. Tomos I, II y III

· (OLIVARES, Atenógenes). Cien de las mejores poesías zulianas

· PARRA, Jesús Ángel y Carlos Yldemar Pérez. El Lago de los Poetas

· (RÍOS, Berthy). Ofrenda a Caracas

· ROJAS, José María de. Biblioteca de Escritores Venezolanos Contemporáneos

· VILLALOBOS VILLASMIL, Luis. Breves perfiles de poetas del Lago

Existen materiales de autores zulianos en las revistas El Zulia Ilustrado (Maracaibo, 1888-1891) y El Cojo Ilustrado (Caracas, 1892-1900)

lunes, 13 de octubre de 2008

El Límite del Hastío


Entre la mediocridad y el genio no
existen fronteras. De allí el Hastío
Andrés Mariño Palacio


El lector se detiene ante la desnudez orgásmica de Natalia. Su figura, muy diferente a la de Abigaíl Pulgar, descose las fibras del papel y se encarna en la vida. El apacible gato, el universo esbirro que se confabula contra la tranquilidad de sus personajes. Andrés Mariño Palacio, escritor zuliano nacido en Maracaibo el 3 de noviembre de 1927, padre de dos novelas, una extensa obra ensayística y este libro de cuentos que hoy nos convoca. El Límite del Hastío reeditado en la colección “País portátil” de la editora Al Tanto, dirigida por el brazo emprendedor del ingeniero y escritor Emilcen Rivero.

Hablar de un libro de Andrés Mariño Palacio es detenerse a conversar con un antecedente irrefutable de la modernidad en las letras nacionales. Fue Andrés en sus cuatro años de vida intelectual y cordura, un renovador de la visión crítica en la nación, continuador exigente del oficio de Jesús Semprum. Asentado en Caracas, a muy corta edad inicio su producción literaria, siendo este libro publicado en el año 1946, cuando apenas contaba con 17 años. Pronto confrontaría personas como Arturo Uslar Pietri, quien despuntaba en la vanguardia con su maravilloso realismo mágico. Sería esta obra primigenia la que removería las bases de una cuentística sosa, anclada en el criollismo, herencia de Gallegos, o en las corrientes vanguardistas de la generación literaria del 28.

El Límite de Hastío, conformado por siete cuentos de buena factura, entre los cuales sobresalen piezas rebosantes de modernidad y renovación, como lo son: Abigail Pulgar, El Camarada del Atardecer y Cuatro Rostros en un Espejo. Relatos que marcan un punto y aparte en la concepción de la creación, producen ruptura y encienden la llama del grupo Contrapunto, donde hizo vida junto a figuras destacadas de las letras venezolanas, como: Héctor Mujica y Pedro Díaz Seijas.

Anota Emilcen Rivero, en su ensayo Andrés Mariño Palacio o la Batalla sin aurora: “asombra la intuición y el sentido que tenía para estar al día con la literatura que se hacia en su época, tanto local como universal”, contribuyendo así a la difusión de obras piramidales como el Ulises de James Joyce, El Lobo Estepario de Hermann Hesse ó Contrapunto de Aldous Huxley, que fueron limando el intrincado paso de nuevas literaturas a la risueña tierra de Indias que apenas despertaba sobre los laureles de la dictadura, que lentamente se libraba de los estigmas contraídos a través de las vanguardias rusas y abría su boca para desgastar la amplitud del hecho artístico, el banquete de la creación.

Estas narraciones cortas de Andrés Mariño Palacio evidencian el confluir de lecturas, la renovación filosófica, (evolución del positivismo, estudio del existencialismo), el cambio de perspectiva narrativa (la narración psicológica, psicoanalítica) evidencia firme de una conciencia estética moderna a la hora de crear.

jueves, 19 de junio de 2008

LECTURA POÉTICA EN LA BIBLIOTECA PÚBLICA


La fundación Andrés Mariño Palacio esta organizando para el próximo lunes 23 de junio de 2008 el encuentro las dos voces más importantes de la poesía zuliana de la generación de 80: Jacqueline Goldberg y Carlos Ildemar Pérez; Para este evento agradeceríamos la realización de un reportaje especial donde se haga mención a la trayectoria de estos dos poetas, sus últimas publicaciones y si es posible se reproduzca un texto de ellos, contribuyendo así a la difusión de la poesía zuliana contemporánea.

lunes, 5 de mayo de 2008

JULIO CORTÁZAR: Continuidad de los parques



Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles. Arrellanado en su sillón favorito de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos. Su memoria retenía sin esfuerzo los nombres y las imágenes de los protagonistas; la ilusión novelesca lo ganó casi en seguida. Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba, y sentir a la vez que su cabeza descansaba cómodamente en el terciopelo del alto respaldo, que los cigarrillos seguían al alcance de la mano, que más allá de los ventanales danzaba el aire del atardecer bajo los robles. Palabra a palabra, absorbido por la sórdida disyuntiva de los héroes, dejándose ir hacia las imágenes que se concertaban y adquirían color y movimiento, fue testigo del último encuentro en la cabaña del monte. Primero entraba la mujer, recelosa; ahora llegaba el amante, lastimada la cara por el chicotazo de una rama. Admirablemente restallaba ella la sangre con sus besos, pero él rechazaba las caricias, no había venido para repetir las ceremonias de una pasión secreta, protegida por un mundo de hojas secas y senderos furtivos. El puñal se entibiaba contra su pecho, y debajo latía la libertad agazapada. Un diálogo anhelante corría por las páginas como un arroyo de serpientes, y se sentía que todo estaba decidido desde siempre. Hasta esas caricias que enredaban el cuerpo del amante como queriendo retenerlo y disuadirlo, dibujaban abominablemente la figura de otro cuerpo que era necesario destruir. Nada había sido olvidado: coartadas, azares, posibles errores. A partir de esa hora cada instante tenía su empleo minuciosamente atribuido. El doble repaso despiadado se interrumpía apenas para que una mano acariciara una mejilla. Empezaba a anochecer. Sin mirarse ya, atados rígidamente a la tarea que los esperaba, se separaron en la puerta de la cabaña. Ella debía seguir por la senda que iba al norte. Desde la senda opuesta él se volvió un instante para verla correr con el pelo suelto. Corrió a su vez, parapetándose en los árboles y los setos, hasta distinguir en la bruma malva del crepúsculo la alameda que llevaba a la casa. Los perros no debían ladrar, y no ladraron. El mayordomo no estaría a esa hora, y no estaba. Subió los tres peldaños del porche y entró. Desde la sangre galopando en sus oídos le llegaban las palabras de la mujer: primero una sala azul, después una galería, una escalera alfombrada. En lo alto, dos puertas. Nadie en la primera habitación, nadie en la segunda. La puerta del salón, y entonces el puñal en la mano. la luz de los ventanales, el alto respaldo de un sillón de terciopelo verde, la cabeza del hombre en el sillón leyendo una novela.


JACQUELINE GOLDBERG: VEINTE AÑOS DE POESÍA

LUIS GUILLERMO HERNÁNDEZ

El 31 de enero de 1983 se iniciaría el Taller de Expresión Literaria del Centro de Bellas Artes, bajo la coordinación de Néstor Leal, quien había sido uno de los integrantes del afamado Grupo “Apocalipsis”, de renovación literaria en la región zuliana. En ese cenáculo literario se reunían: Mario Labarca, Javier Rondón, Paula Rivero, Inés Gabriele, Jesús Ángel Parra, Bernardo Martín, Beatriz Pineda de Sansone, Emperatriz Arreaza, María de Wenger, Luis Guillermo Hernández y Jacqueline Goldberg. Jacqueline Goldberg Kapuschewski, nacida en Maracaibo el 24 de noviembre de 1966, tenía escasamente dieciséis años cumplidos y escribía desde su niñez y muy pronto sobresaldría en la agrupación por su tenacidad en dominar el brioso potro de la poesía, con tendencia al erotismo. Desaparecido ese taller en marzo de 1984, por la designación de Leal para dirigir Monte Ávila Editores, Jacqueline se iba a incorporar al Taller “Octavio Paz”, que funcionaría en mi domicilio en la calle 72, muy cerca del suyo y al Taller Literario de la Secretaría de Cultura del Estado Zulia, coordinado por Jorge Luis Mena y donde publicaría su primer poemario Treinta soles desaparecidos, al iniciarse el año 1986, mientras el Papel Literario de El Nacional y periódicos locales como Crítica, le abrían sus páginas, para recoger sus creaciones. Así, empezaría un largo camino de dos décadas de escritura y poesía, que la han convertido en una figura imprescindible al hablar de poesía en Venezuela y con proyección hacia otros países, como Rumania, España, Puerto Rico, Estados Unidos, Perú, Cuba y México, entre otros. Su obra está caracterizada por la brevedad de los textos, propia de su generación, con intensidad y concentración en el lenguaje, dominando la palabra como instrumento, con sus rasgaduras existenciales y experiencias familiares evocadoras, con su dosis de erotismo y desarraigo. Ella misma ha expresado que tres ejes temáticos han atravesado, desde siempre, su trabajo poético: La conciencia del mundo, la visión femenina y la familia. Ese producto prodigioso de veinte años de poesía de gran calidad, acaba de ser recogida por la Universidad Simón Bolívar en su Editorial “Equinoccio”, conjuntamente con la Editorial “Boker”, bajo el título Verbos Predadores. Poesía reunida 2006 / 1986, donde se incluyeron, en sentido inverso a su creación: Verbos predadores, escrito entre 2003 y 2006 e inédito hasta ahora; Autopsia, publicado fragmentariamente en 2006; El orden de las ramas, editado en Madrid en 2003; La salud, Premio de Poesía “Caupolicán Ovalles” de la Bienal de Literatura Mariano Picón Salas, Mérida, 2000 y publicado en 2002; Víspera, editado en 2000; Insolaciones en Miami Beach, editado en 1995; Trastienda, Finalista Casa de las América, Cuba, 1990 y publicado en 1991; Máscaras de familia, Mención Premio de Poesía de Fundarte, 1990 y publicado en 1991; A fuerza de ciudad, Mención Premio de Poesía de Fundarte, 1987 y publicado en 1989; Luba, Mención de Honor Concurso de Poesía de la Casa de la Cultura de Maracay, editado en 1988; En todos los lugares, bajo todos los signos, Segundo Premio Concurso Literario del Vicerrectorado Académico de la Universidad del Zulia en 1986 y publicado en 1987; De un mismo centro, Mención Concurso de Poesía Año Internacional de la Poesía de la Universidad del Zulia en 1985 y publicado en 1986; Treinta soles desaparecidos, escrito en 1985 y publicado al principio de 1986. En 2003, la Universidad Católica Cecilio Acosta, había editado una pequeña antología de su poesía, organizada por ella misma, con el título Una sal donde estoy de pie Licenciada en Letras por la Universidad del Zulia en 1990 y Doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Central de Venezuela en 1998, no solamente ha incursionado en la poesía, sino también en la literatura infantil, la narrativa, el ensayo, el reportaje, el género testimonial y la dramaturgia, además de ser editora, como coordinadora de publicaciones de la Dirección de Cultura de la Universidad del Zulia, Directora de la Galería Espace Futur Simple de la Alianza Francesa de Maracaibo, cofundadora de la revista Babilonia y de Séptimo Sello Editorial, así como editora de las Colecciones Clandestinas. Residenciada en Caracas, desde 1991, empezaría laborando en el Museo de Arte de la Rinconada. Entre sus libros para niños, podemos citar: El filósofo saltamontes, editado en 2006; Benjamín caballito de mar, editado en Bogotá en 2003; La casa sin sombrero, editado en 2001; Don Beceverio, el guardián del dinero, en coautoria con Víctor Fajardo, editado en 2000; Plegarias en voz baja, editado dos veces, en 1999 y 2000, ésta última en México; Mi bella novia voladora, Premio Nacional de Literatura Infantil Miguel Vicente Pata Caliente, con dos ediciones; y Una señora con sombrero, editado en 1993 y con cinco ediciones, habiendo recibido el Premio “Los Mejores del Banco del Libro” en 1994. Entre sus obras de ensayo tenemos: La vastedad del adiós. Historias sepultadas en un cementerio judío, publicado en 2003; y La instalación: Tácticas y reveses, Premio de Ensayo de la Bienal de Crítica y Ensayo Roberto Guevara, editada en 2002. Entre sus obras de testimonio tenemos: Conversaciones con Armando Scannone, coautoria con Vanessa Rolfini, editada en 2007; Exilio a la vida, testimonios en Venezuela de sobrevivientes de la Shoá, con fotografías de Esso Álvarez, editado en 2006; En idioma de jazz. Memorias provisorias de Jacques Braunstein, editada en 2005; y Clara Zsnajderman, la entereza de un legado, editada en 2005. Ha publicado una obra de teatro Zamuro a Miseria, escenificada por la Sociedad Dramática de Maracaibo en 1990 y editada en 1991 y en narrativa, publicaría la novela corta Carnadas, Mención de Honor en la Bienal Literaria José Ramón Utrera, editada en 1998. Como no somos críticos sino cronistas históricos, y ya muchos ensayistas, críticos y compiladores se han encargado de esa difícil apreciación durante estos veinte años de creación poética, al felicitar a Jacqueline Goldberg por la importancia de haberse reunido veinte años de su poesía, estimulamos a la Gobernación del Estado Zulia, a través de la Secretaría de Cultura del Estado Zulia, a otorgarle, muy merecidamente, el Premio Regional de Literatura “Jesús Enrique Lossada”, al cual ya sido candidata en varias ocasiones, y se ha desechado su postulación, por considerarla muy joven. Actualmente, entrando a la madurez de edad, que siempre la ha tenido en su obra, es el momento de hacerle ese justiciero reconocimiento, ya que creemos, como cronistas de la zulianidad, que es la mejor poetiza zuliana viviente, para Venezuela y el mundo, después de las muertes de Lidda Franco Farías y de Mercedes Bermúdez de Belloso, además de su inmenso trabajo en otros distintos campos del quehacer humano.

HACIA LOS 90 AÑOS DEL NACIMIENTO DE JUAN JOSÉ ARREOLA: "EL GUARDAGUJAS"

El forastero llegó sin aliento a la estación desierta. Su gran valija, que nadie quiso cargar, le había fatigado en extremo. Se enjugó el rostro con un pañuelo, y con la mano en visera miró los rieles que se perdían en el horizonte. Desalentado y pensativo consultó su reloj: la hora justa en que el tren debía partir.
Alguien, salido de quién sabe dónde, le dio una palmada muy suave. Al volverse el forastero se halló ante un viejecillo de vago aspecto ferrocarrilero. Llevaba en la mano una linterna roja, pero tan pequeña, que parecía de juguete. Miró sonriendo al viajero, que le preguntó con ansiedad:
-Usted perdone, ¿ha salido ya el tren?
-¿Lleva usted poco tiempo en este país?
-Necesito salir inmediatamente. Debo hallarme en T. mañana mismo.
-Se ve que usted ignora las cosas por completo. Lo que debe hacer ahora mismo es buscar alojamiento en la fonda para viajeros -y señaló un extraño edificio ceniciento que más bien parecía un presidio.
-Pero yo no quiero alojarme, sino salir en el tren.
-Alquile usted un cuarto inmediatamente, si es que lo hay. En caso de que pueda conseguirlo, contrátelo por mes, le resultará más barato y recibirá mejor atención.
-¿Está usted loco? Yo debo llegar a T. mañana mismo.
-Francamente, debería abandonarlo a su suerte. Sin embargo, le daré unos informes.
-Por favor...
-Este país es famoso por sus ferrocarriles, como usted sabe. Hasta ahora no ha sido posible organizarlos debidamente, pero se han hecho grandes cosas en lo que se refiere a la publicación de itinerarios y a la expedición de boletos. Las guías ferroviarias abarcan y enlazan todas las poblaciones de la nación; se expenden boletos hasta para las aldeas más pequeñas y remotas. Falta solamente que los convoyes cumplan las indicaciones contenidas en las guías y que pasen efectivamente por las estaciones. Los habitantes del país así lo esperan; mientras tanto, aceptan las irregularidades del servicio y su patriotismo les impide cualquier manifestación de desagrado.
-Pero, ¿hay un tren que pasa por esta ciudad?
-Afirmarlo equivaldría a cometer una inexactitud. Como usted puede darse cuenta, los rieles existen, aunque un tanto averiados. En algunas poblaciones están sencillamente indicados en el suelo mediante dos rayas. Dadas las condiciones actuales, ningún tren tiene la obligación de pasar por aquí, pero nada impide que eso pueda suceder. Yo he visto pasar muchos trenes en mi vida y conocí algunos viajeros que pudieron abordarlos. Si usted espera convenientemente, tal vez yo mismo tenga el honor de ayudarle a subir a un hermoso y confortable vagón.
-¿Me llevará ese tren a T.?
-¿Y por qué se empeña usted en que ha de ser precisamente a T.? Debería darse por satisfecho si pudiera abordarlo. Una vez en el tren, su vida tomará efectivamente un rumbo. ¿Qué importa si ese rumbo no es el de T.?
-Es que yo tengo un boleto en regla para ir a T. Lógicamente, debo ser conducido a ese lugar, ¿no es así?
-Cualquiera diría que usted tiene razón. En la fonda para viajeros podrá usted hablar con personas que han tomado sus precauciones, adquiriendo grandes cantidades de boletos. Por regla general, las gentes previsoras compran pasajes para todos los puntos del país. Hay quien ha gastado en boletos una verdadera fortuna...
-Yo creí que para ir a T. me bastaba un boleto. Mírelo usted...
-El próximo tramo de los ferrocarriles nacionales va a ser construido con el dinero de una sola persona que acaba de gastar su inmenso capital en pasajes de ida y vuelta para un trayecto ferroviario, cuyos planos, que incluyen extensos túneles y puentes, ni siquiera han sido aprobados por los ingenieros de la empresa.
-Pero el tren que pasa por T., ¿ya se encuentra en servicio?
-Y no sólo ése. En realidad, hay muchísimos trenes en la nación, y los viajeros pueden utilizarlos con relativa frecuencia, pero tomando en cuenta que no se trata de un servicio formal y definitivo. En otras palabras, al subir a un tren, nadie espera ser conducido al sitio que desea.
-¿Cómo es eso?
-En su afán de servir a los ciudadanos, la empresa debe recurrir a ciertas medidas desesperadas. Hace circular trenes por lugares intransitables. Esos convoyes expedicionarios emplean a veces varios años en su trayecto, y la vida de los viajeros sufre algunas transformaciones importantes. Los fallecimientos no son raros en tales casos, pero la empresa, que todo lo ha previsto, añade a esos trenes un vagón capilla ardiente y un vagón cementerio. Es motivo de orgullo para los conductores depositar el cadáver de un viajero lujosamente embalsamado en los andenes de la estación que prescribe su boleto. En ocasiones, estos trenes forzados recorren trayectos en que falta uno de los rieles. Todo un lado de los vagones se estremece lamentablemente con los golpes que dan las ruedas sobre los durmientes. Los viajeros de primera -es otra de las previsiones de la empresa- se colocan del lado en que hay riel. Los de segunda padecen los golpes con resignación. Pero hay otros tramos en que faltan ambos rieles, allí los viajeros sufren por igual, hasta que el tren queda totalmente destruido.
-¡Santo Dios!
-Mire usted: la aldea de F. surgió a causa de uno de esos accidentes. El tren fue a dar en un terreno impracticable. Lijadas por la arena, las ruedas se gastaron hasta los ejes. Los viajeros pasaron tanto tiempo, que de las obligadas conversaciones triviales surgieron amistades estrechas. Algunas de esas amistades se transformaron pronto en idilios, y el resultado ha sido F., una aldea progresista llena de niños traviesos que juegan con los vestigios enmohecidos del tren.
-¡Dios mío, yo no estoy hecho para tales aventuras!
-Necesita usted ir templando su ánimo; tal vez llegue usted a convertirse en héroe. No crea que faltan ocasiones para que los viajeros demuestren su valor y sus capacidades de sacrificio. Recientemente, doscientos pasajeros anónimos escribieron una de las páginas más gloriosas en nuestros anales ferroviarios. Sucede que en un viaje de prueba, el maquinista advirtió a tiempo una grave omisión de los constructores de la línea. En la ruta faltaba el puente que debía salvar un abismo. Pues bien, el maquinista, en vez de poner marcha atrás, arengó a los pasajeros y obtuvo de ellos el esfuerzo necesario para seguir adelante. Bajo su enérgica dirección, el tren fue desarmado pieza por pieza y conducido en hombros al otro lado del abismo, que todavía reservaba la sorpresa de contener en su fondo un río caudaloso. El resultado de la hazaña fue tan satisfactorio que la empresa renunció definitivamente a la construcción del puente, conformándose con hacer un atractivo descuento en las tarifas de los pasajeros que se atreven a afrontar esa molestia suplementaria.
-¡Pero yo debo llegar a T. mañana mismo!
-¡Muy bien! Me gusta que no abandone usted su proyecto. Se ve que es usted un hombre de convicciones. Alójese por lo pronto en la fonda y tome el primer tren que pase. Trate de hacerlo cuando menos; mil personas estarán para impedírselo. Al llegar un convoy, los viajeros, irritados por una espera demasiado larga, salen de la fonda en tumulto para invadir ruidosamente la estación. Muchas veces provocan accidentes con su increíble falta de cortesía y de prudencia. En vez de subir ordenadamente se dedican a aplastarse unos a otros; por lo menos, se impiden para siempre el abordaje, y el tren se va dejándolos amotinados en los andenes de la estación. Los viajeros, agotados y furiosos, maldicen su falta de educación, y pasan mucho tiempo insultándose y dándose de golpes.
-¿Y la policía no interviene?
-Se ha intentado organizar un cuerpo de policía en cada estación, pero la imprevisible llegada de los trenes hacía tal servicio inútil y sumamente costoso. Además, los miembros de ese cuerpo demostraron muy pronto su venalidad, dedicándose a proteger la salida exclusiva de pasajeros adinerados que les daban a cambio de esa ayuda todo lo que llevaban encima. Se resolvió entonces el establecimiento de un tipo especial de escuelas, donde los futuros viajeros reciben lecciones de urbanidad y un entrenamiento adecuado. Allí se les enseña la manera correcta de abordar un convoy, aunque esté en movimiento y a gran velocidad. También se les proporciona una especie de armadura para evitar que los demás pasajeros les rompan las costillas.
-Pero una vez en el tren, ¡está uno a cubierto de nuevas contingencias?
-Relativamente. Sólo le recomiendo que se fije muy bien en las estaciones. Podría darse el caso de que creyera haber llegado a T., y sólo fuese una ilusión. Para regular la vida a bordo de los vagones demasiado repletos, la empresa se ve obligada a echar mano de ciertos expedientes. Hay estaciones que son pura apariencia: han sido construidas en plena selva y llevan el nombre de alguna ciudad importante. Pero basta poner un poco de atención para descubrir el engaño. Son como las decoraciones del teatro, y las personas que figuran en ellas están llenas de aserrín. Esos muñecos revelan fácilmente los estragos de la intemperie, pero son a veces una perfecta imagen de la realidad: llevan en el rostro las señales de un cansancio infinito.
-Por fortuna, T. no se halla muy lejos de aquí.
-Pero carecemos por el momento de trenes directos. Sin embargo, no debe excluirse la posibilidad de que usted llegue mañana mismo, tal como desea. La organización de los ferrocarriles, aunque deficiente, no excluye la posibilidad de un viaje sin escalas. Vea usted, hay personas que ni siquiera se han dado cuenta de lo que pasa. Compran un boleto para ir a T. Viene un tren, suben, y al día siguiente oyen que el conductor anuncia: "Hemos llegado a T.". Sin tomar precaución alguna, los viajeros descienden y se hallan efectivamente en T.
-¿Podría yo hacer alguna cosa para facilitar ese resultado?
-Claro que puede usted. Lo que no se sabe es si le servirá de algo. Inténtelo de todas maneras. Suba usted al tren con la idea fija de que va a llegar a T. No trate a ninguno de los pasajeros. Podrán desilusionarlo con sus historias de viaje, y hasta denunciarlo a las autoridades.
-¿Qué está usted diciendo?
En virtud del estado actual de las cosas los trenes viajan llenos de espías. Estos espías, voluntarios en su mayor parte, dedican su vida a fomentar el espíritu constructivo de la empresa. A veces uno no sabe lo que dice y habla sólo por hablar. Pero ellos se dan cuenta en seguida de todos los sentidos que puede tener una frase, por sencilla que sea. Del comentario más inocente saben sacar una opinión culpable. Si usted llegara a cometer la menor imprudencia, sería aprehendido sin más, pasaría el resto de su vida en un vagón cárcel o le obligarían a descender en una falsa estación perdida en la selva. Viaje usted lleno de fe, consuma la menor cantidad posible de alimentos y no ponga los pies en el andén antes de que vea en T. alguna cara conocida.
-Pero yo no conozco en T. a ninguna persona.
-En ese caso redoble usted sus precauciones. Tendrá, se lo aseguro, muchas tentaciones en el camino. Si mira usted por las ventanillas, está expuesto a caer en la trampa de un espejismo. Las ventanillas están provistas de ingeniosos dispositivos que crean toda clase de ilusiones en el ánimo de los pasajeros. No hace falta ser débil para caer en ellas. Ciertos aparatos, operados desde la locomotora, hacen creer, por el ruido y los movimientos, que el tren está en marcha. Sin embargo, el tren permanece detenido semanas enteras, mientras los viajeros ven pasar cautivadores paisajes a través de los cristales.
-¿Y eso qué objeto tiene?
-Todo esto lo hace la empresa con el sano propósito de disminuir la ansiedad de los viajeros y de anular en todo lo posible las sensaciones de traslado. Se aspira a que un día se entreguen plenamente al azar, en manos de una empresa omnipotente, y que ya no les importe saber adónde van ni de dónde vienen.
-Y usted, ¿ha viajado mucho en los trenes?
-Yo, señor, sólo soy guardagujas. A decir verdad, soy un guardagujas jubilado, y sólo aparezco aquí de vez en cuando para recordar los buenos tiempos. No he viajado nunca, ni tengo ganas de hacerlo. Pero los viajeros me cuentan historias. Sé que los trenes han creado muchas poblaciones además de la aldea de F., cuyo origen le he referido. Ocurre a veces que los tripulantes de un tren reciben órdenes misteriosas. Invitan a los pasajeros a que desciendan de los vagones, generalmente con el pretexto de que admiren las bellezas de un determinado lugar. Se les habla de grutas, de cataratas o de ruinas célebres: "Quince minutos para que admiren ustedes la gruta tal o cual", dice amablemente el conductor. Una vez que los viajeros se hallan a cierta distancia, el tren escapa a todo vapor.
-¿Y los viajeros?
Vagan desconcertados de un sitio a otro durante algún tiempo, pero acaban por congregarse y se establecen en colonia. Estas paradas intempestivas se hacen en lugares adecuados, muy lejos de toda civilización y con riquezas naturales suficientes. Allí se abandonan lores selectos, de gente joven, y sobre todo con mujeres abundantes. ¿No le gustaría a usted pasar sus últimos días en un pintoresco lugar desconocido, en compañía de una muchachita?
El viejecillo sonriente hizo un guiño y se quedó mirando al viajero, lleno de bondad y de picardía. En ese momento se oyó un silbido lejano. El guardagujas dio un brinco, y se puso a hacer señales ridículas y desordenadas con su linterna.
-¿Es el tren? -preguntó el forastero.
El anciano echó a correr por la vía, desaforadamente. Cuando estuvo a cierta distancia, se volvió para gritar:
-¡Tiene usted suerte! Mañana llegará a su famosa estación. ¿Cómo dice que se llama?
-¡X! -contestó el viajero.
En ese momento el viejecillo se disolvió en la clara mañana. Pero el punto rojo de la linterna siguió corriendo y saltando entre los rieles, imprudente, al encuentro del tren.
Al fondo del paisaje, la locomotora se acercaba como un ruidoso advenimiento.


FIN


Juan José Arreola (21 de septiembre de 1918- 3 de diciembre de 2001), actor y narrador mexicano nacido en Zapotlán (actual Ciudad Guzmán), en el estado de Jalisco. Autodidacta, aprendió a leer de oídas. En 1936 marchó a la ciudad de México, donde emprendió estudios de arte dramático en el Instituto Nacional de Bellas Artes. Hizo teatro con Rodolfo Usigli, Xavier Villaurrutia y en Francia con Louis Jouvet, Jean-Louis Barrault. Fue miembro del grupo teatral Poesía en Voz Alta; fundó talleres literarios, dirigió importantes publicaciones (Los Presentes, Cuadernos y Libros del Unicornio, la revista Mester y las ediciones del mismo nombre, durante la década de 1960). Entre sus publicaciones se cuentan Gunther Stapenhorst (1946), Varia invención (1949), Cinco cuentos (1951), Confabulario (1952), La hora de todos (teatro, 1954), Bestiario (1958), La feria (1963); Palindroma (1971); La palabra educación (1973), una recopilación de sus intervenciones orales; y Lectura en voz alta (1968). Su prosa es cincelada, breve, humorística, erudita, en la añeja tradición del mester medieval, oficio artesanal: 'Las palabras, —dice Arreola, definiendo el sentido de la oralidad—, bien acomodadas crean nuevas obligaciones y producen una significación mayor que la que tienen aisladamente'.
Recibió el Premio Xavier Villaurrutia en 1963, el Premio Nacional de Lingüística y Literatura en 1976, el Premio Nacional de las Letras en 1979, el Premio Juan Rulfo en 1992 y el Premio Alfonso Reyes en 1997

miércoles, 9 de abril de 2008

SEMINARIO: “PANORAMA DE LA NARRATIVA CORTA MUNDIAL EN EL SIGLO XX”


SEMINARIO
“PANORAMA DE LA NARRATIVA CORTA MUNDIAL EN EL SIGLO XX”
Primera Etapa: Narrativa Corta en Latinoamérica:

- Norte-América: México
- Centro-América (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá)
- Caribe Hispano (Cuba, Puerto Rico, República Dominicana)
- Sur-América (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay)

Segunda Etapa: Narrativa Corta en Europa:

- España: en sus expresiones: Castellana, Catalana, Gallega
- Alemania, Austria, Suiza
- Francia, Bélgica
- Gran Bretaña, Escocia, Irlanda
- Italia
- Portugal
- Rusia, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas
- Europa Centro-Oriental
- Europa Escandinava

Tercera Etapa: Narrativa Corta en Estados Unidos de Norteamérica (USA)

Cuarta Etapa: Narrativa Corta en Asia, África y Oceanía:

- Asia: China, India, Israel, Japón, Líbano, entre otros países
- África: Egipto, Kenia, Senegal, entre otros países
- Oceanía: Nueva Zelanda, entre otros países

Quinta Etapa: Narrativa Corta en Venezuela, con especial referencia al Zulia

Investigación y Docencia: Luis Guillermo Hernández
Carácter: Gratuito. Cupo: 35 personas. Inscripciones: Abiertas
Fecha: Todos los Jueves, desde el 3 de abril hasta el 31 de julio de 2008 en la Primera Etapa. Las otras Etapas se han planificado para los meses de Septiembre-Diciembre de 2008 y Enero-Julio de 2009. Horario: 6 – 8 p.m.
Lugar: Galería de Artes Visuales “Emerio Darío Lunar” (Casa de Udón Pérez), Calle Carabobo o Calle de la Tradición, Maracaibo
Certificado de Asistencia: En cada Etapa del Seminario, con 80% de la presencia activa

INSCRÍBETE YA Y PARTICIPA: NO PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD ÚNICA DE CONOCER A LOS CUENTISTAS DEL MUNDO DURANTE EL SIGLO XX
CORREO ELECTRÓNICO: abigailpulgar@gmail.com
TELÉFONOS: 0416-564-1110 0261-7140505

martes, 8 de abril de 2008

Poesía - Julio Jiménez

Poesía
Julio Jiménez

Todos los arquetipos de bohemios que en algún momento nos hemos detenido en la calle Carabobo a susurrarle a una botella nuestras penas o a celebrar con ella el privilegio de la existencia, seguramente nos hemos topado con el poeta de la costa oriental, con ese aventurero de la palabra nativo de un pueblo que fue concebido al borde de un incendio y le pusieron nombre de ciudad. Julio Jiménez, el eterno labriego de la poesía, el caballero que le prohíbe a su amada fumar en la cama y ése mismo que esmera en la creación de imágenes fulgurantes con el objetivo principal de transformar al lector, de envenenarlo con la ausencia. De la mano del editor Víctor Bravo, nació una nueva costilla de Julio Jiménez, titulada sencillamente Poesía, presenta una recopilación de textos de dos de sus libros (Peticiones Osadas y Contraveneno de la Ausencia), además de 20 poemas inéditos, con un maravilloso prologo de poeta José Gregorio Vílchez. A lo largo de esta obra nos encontramos las variadas dedicatorias (entre ellas: A Xiomara Rivas, Maria Eugenio Fuenmayor, Adelfa Giovanni, Milagros Matos San Juan, Esther María Osses, María E. Bravo, Pamela Andersen, Ingrid Araujo y pare de contar). Leer a Julio Jiménez es pasearse por el rememorar del poeta, hablar de frente con las mujer buchón y detenerse frente a cama incendiada donde Julito (como le dicen sus amigas) espera a que lleguen las musas entre etilismos y alegrias.
Luis Perozo Cervantes

OCTAVIO PAZ

SELECCIÓN DE POEMAS DE OCTAVIO PAZ


CREPÚSCULOS DE LA CIUDAD

A Rafael Vega Albela,
que aquí padeció

I
Devora el sol restos ya inciertos;
el cielo roto, hendido, es una fosa;
la luz se atarda en la pared ruinosa;
polvo y salitre soplan sus desiertos.

Se yerguen más los fresnos, más despiertos,
y anochecen la plaza silenciosa,
tan a ciegas palpada y tan esposa
como herida de bordes siempre abiertos.

Calles en que la nada desemboca,
calles sin fin andadas, desvarío
sin fin del pensamiento desvelado.

Todo lo que me nombra o que me evoca
yace, ciudad, en ti, yace vacío,
en tu pecho de piedra sepultado.

AQUÍ
Mis pasos en esta calle
Resuenan
en otra calle
donde
oigo mis pasos
pasar en esta calle
donde
Sólo es real la niebla.

LA CARA Y EL VIENTO

Bajo un sol inflexible
llanos ocres, colinas leonadas.
Trepé por un breñal una cuesta de cabras
hacia un lugar de escombros:
pilastras desgajadas, dioses decapitados.
A veces, centelleos subrepticios:
una culebra, alguna lagartija.
Agazapados en las piedras,
color de tinta ponzoñosa,
pueblos de bichos quebradizos.
Un patio circular, un muro hendido.
Agarrada a la tierra —nudo ciego,
árbol todo raíces— la higuera religiosa.
Lluvia de luz. Un bulto gris: el Buda.
Una masa borrosa sus facciones,
por las escarpaduras de su cara
subían y bajaban las hormigas.
Intacta todavía,
todavía sonrisa, la sonrisa:
golfo de claridad pacífica.
Y fui por un instante diáfano
viento que se detiene,
gira sobre sí mismo y se disipa.
EL CÁNTARO ROTO

La mirada interior se despliega y un mundo de vértigo y llama nace bajo la frente del que sueña:
soles azules, verdes remolinos, picos de luz que abren astros como granadas,
tornasol solitario, ojo de oro girando en el centro de una explanada calcinada,
bosques de cristal de sonido, bosques de ecos y respuestas y ondas, diálogo de transparencias,
¡viento, galope de agua entre los muros interminables de una garganta de azabache,
caballo, cometa, cohete que se clava justo en el corazón de la noche, plumas, surtidores,
plumas, súbito florecer de las antorchas, velas, alas, invasión de lo blanco, pájaros de las islas cantando bajo la frente del que sueña!

Abrí los ojos, los alcé hasta el cielo y vi cómo la noche se cubría de estrellas.
¡Islas vivas, brazaletes de islas llameantes, piedras ardiendo, respirando, racimos de piedras vivas,
cuánta fuente, qué claridades, qué cabelleras sobre una espalda oscura, cuánto río allá arriba, y ese sonar remoto de agua junto al fuego, de luz contra la sombra!
Harpas, jardines de harpas.

Pero a mi lado no había nadie.
Sólo el llano: cactus, huizaches, piedras enormes que estallan bajo el sol. No cantaba el grillo,
había un vago olor a cal y semillas quemadas, las calles del poblado eran arroyos secos y el aire se habría roto en mil pedazos si alguien hubiese gritado: ¿quién vive?
Cerros pelados, volcán frío, piedra y jadeo bajo tanto esplendor, sequía, sabor de polvo,
rumor de pies descalzos sobre el polvo, ¡y el pirú en medio del llano como un surtidor petrificado!

Dime, sequía, dime, tierra quemada, tierra de huesos remolidos, dime, luna agónica,
¿no hay agua,
hay sólo sangre, sólo hay polvo, sólo pisadas de pies desnudos sobre la espina,
sólo andrajos y comida de insectos y sopor bajo el mediodía impío como un cacique de oro?
¿No hay relinchos de caballos a la orilla del río, entre las grandes piedras redondas y relucientes,
en el remanso, bajo la luz verde de las hojas y los gritos de los hombres y las mujeres bahándose al alba?
El dios-maíz, el dios-flor, el dios-agua, el dios-sangre, la Virgen, ¿todos se han muerto, se han ido, cántaros rotos al borde de la fuente cegada?
¿Sólo está vivo el sapo,
sólo reluce y brilla en la noche de México el sapo verduzco,
sólo el cacique gordo de Cempoala es inmortal?

Tendido al pie del divino árbol de jade regado con sangre, mientras dos esclavos jóvenes lo abanican,
en los días de las grandes procesiones al frente del pueblo, apoyado en la cruz: arma y bastón,
en traje de batalla, el esculpido rostro de silex aspirando como un incienso precioso el humo de los fusilamientos,
los fines de semana en su casa blindada junto al mar, al lado de su querida cubierta de joyas de gas neón,
¿sólo el sapo es inmortal?

He aquí a la rabia verde y fría y a su cola de navajas y vidrio cortado,
he aqui al perro y a su aullido sarnoso,
al maguey taciturno, al nopal y al candelabro erizados, he aquí a la flor que sangra y hace sangrar,
la flor de inexorable y tajante geometría como un delicado instrumento de tortura,
he aquí a la noche de dientes largos y mirada filosa, la noche que desuella con un pedernal invisible,
oye a los dientes chocar uno contra otro,
oye a los huesos machacando a los huesos,
al tambor de piel humana golpeado por el fémur,
al tambor del pecho golpeado por el talón rabioso,
al tam-tam de los tímpanos golpeados por el sol delirante,
he aqui al polvo que se levanta como un rey amarillo y todo lo descuaja y danza solitario y se derrumba
como un árbol al que de pronto se le han secado las raíces, como una torre que cae de un solo tajo,
he aquí al hombre que cae y se levanta y come polvo y se arrastra,
al insecto humano que perfora la piedra y perfora los siglos y carcome la luz,
he aquí a la piedra rota, al hombre roto, a la luz rota.

¿Abrir los ojos o cerrarlos, todo es igual?
Castillos interiores que incendia el pensamiento porque otro más puro se levante, sólo fulgor y llama,
semilla de la imagen que crece hasta ser árbol y hace estallar el cráneo, palabra que busca unos labios que la digan,
sobre la antigua fuente humana cayeron grandes piedras,
hay siglos de piedras, años de losas, minutos espesores sobre la fuente humana.

Dime, sequía, piedra pulida por el tiempo sin dientes, por el hambre sin dientes,
polvo molido por dientes que son siglos, por siglos que son hambres, dime, cántaro roto caído en el polvo, dime,
¿la luz nace frotando hueso contra hueso, hombre contra hombre, hambre contra hambre,
hasta que surja al fin la chispa, el grito, la palabra,
hasta que brote al fin el agua y crezca el árbol de anchas hojas de turquesa?

Hay que dormir con los ojos abiertos, hay que soñar con las manos,
soñemos sueños activos de río buscando su cauce, sueños de sol soñando sus mundos,
hay que soñar en voz alta, hay que cantar hasta que el canto eche raíces, tronco, ramas, pájaros, astros,
cantar hasta que el sueño engendre y brote del costado del dormido la espiga roja de la resurrección,
el agua de la mujer, el manantial para beber y mirarse y reconocerse y recobrarse,
el manantial para saberse hombre, el agua que habla a solas en la noche y nos llama con nuestro nombre,
el manantial de las palabras para decir yo, tú, él, nosotros, bajo el gran árbol viviente estatua de la lluvia,
para decir los pronombres hermosos y reconocernos y ser fieles a nuestros nombres
hay que soñar hacia atrás, hacia la fuente, hay que remar siglos arriba,
más allá de la infancia, más allá del comienzo, más allá de las aguas del bautismo,
echar abajo las paredes entre el hombre y el hombre, juntar de nuevo lo que fue separado,
vida y muerte no son mundos contrarios, somos un solo tallo con dos flores gemelas,
hay que desenterrar la palabra perdida, soñar hacia dentro y también hacia afuera,
descifrar el tatuaje de la noche y mirar cara a cara al mediodía y arrancarle su máscara,
bañarse en luz solar y comer los frutos nocturnos, deletrear la escritura del astro y la del río,
recordar lo que dicen la sangre y la marea, la tierra y el cuerpo, volver al punto de partida,
ni adentro ni afuera, ni arriba ni abajo, al cruce de caminos, adonde empiezan los caminos,
porque la luz canta con un rumor de agua, con un rumor de follaje canta el agua
y el alba está cargada de frutos, el día y la noche reconciliados fluyen como un río manso,
el día y la noche se acarician largamente como un hombre y una mujer enamorados,
como un solo río interminable bajo arcos de siglos fluyen las estaciones y los hombres,
hacia allá, al centro vivo del origen, más allá de fin y comienzo.

Octavio Paz (1914-1998), poeta y ensayista mexicano galardonado con el Premio Nobel de Literatura, considerado “el más grande pensador y poeta de México”.

Nacido en Mixcoac, ciudad de México, pasó su niñez en la biblioteca de su abuelo, Ireneo Paz. A los 17 años publicó su primer poema “Cabellera” y fundó la revista Barandal, con la que inició su actividad relacionada con la creación y difusión de revistas literarias. En 1933 apareció su primer poemario Luna silvestre y fundó la revista Cuadernos del Valle de México. En 1937 se trasladó a Yucatán como profesor rural y poco después se casó con la escritora Elena Garro, con quien asistió ese mismo año al Congreso de Escritores Antifascistas celebrado en Valencia (España). En esta última ciudad publicó Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España (1937) y entró en contacto con los intelectuales de la II República y con el poeta chileno Pablo Neruda.

Ya de regreso a México se acercó a Jorge Cuesta y Xavier Villaurrutia y publicó ¡No pasarán! y Raíz del hombre. Con Efraín Huerta y Rafael Solana, entre otros, fundó la revista Taller en 1938, en la que participaron los escritores españoles de su generación exiliados en México. Un año después publicó A la orilla del mundo y Noche de resurrecciones. En 1942, a instancias de José Bergamín, dio la conferencia titulada “Poesía de soledad, poesía de comunión”, en la que estableció sus diferencias con la generación anterior y trató de conciliar en una sola voz las poéticas de Villaurrutia y Neruda.

En 1944, gracias a una beca Guggenheim, pasó un año en Estados Unidos, donde descubrió la poesía de lengua inglesa. En 1946 se incorporó al Servicio Exterior Mexicano y fue enviado a París. A través del poeta surrealista Benjamin Péret conoció a André Breton y entabló amistad con Albert Camus y otros intelectuales europeos e hispanoamericanos del París de la posguerra. Esta estancia definirá con precisión sus posiciones culturales y políticas: cada vez más alejado del marxismo, se fue acercando al surrealismo y empezó a interesarse por otros temas.

Durante la década de 1950 publicó cuatro obras fundamentales: Libertad bajo palabra (1949), que incluye el primero de sus poemas largos, “Piedra de sol”, una de las grandes composiciones de la modernidad hispanoamericana; El laberinto de la soledad (1950), ensayo que retrata de forma muy personal la sociedad y la idiosincrasia del pueblo mexicano; ¿Águila o sol? (1951), de influencia surrealista, y El arco y la lira (1956), su esfuerzo más riguroso por elaborar una poética. En 1951 viajó a la India y en 1952 a Japón, países que influirán de forma decisiva en su obra. Un año después regresó a México, donde hasta 1959 desarrolló una intensa labor literaria. En 1956 le fue concedido el Premio Xavier Villaurrutia.

En 1960 volvió a Francia y en 1962 a la India como embajador de su país. Conoció a Marie-Jose Tramini, con quien contrajo matrimonio en 1964. Publicó los libros de poemas Salamandra (1961) y Ladera Este (1962), que recoge su producción de la India y que incluye su segundo poema largo “Blanco”. En 1963 obtuvo el Gran Premio Internacional de Poesía. Publicó el ensayo Cuadrivio (1965), escritos sobre poesía dedicados al español Luis Cernuda, al portugués Fernando Pessoa, al mexicano Ramón López Velarde y al nicaragüense Rubén Darío. Más tarde verían la luz Puertas al campo (1966) y Corriente alterna (1967), en los que muestra el crisol de sus intereses: la poesía experimental, la antropología, Japón y la India, el arte de Mesoamérica, la política y el Estado contemporáneos. En 1968 renunció al cargo de embajador en la India a raíz de los sucesos de Tlatelolco y en 1971 fundó en México la revista Plural, en la que colaboraron algunos de los escritores más importantes de la generación posterior a él.

Ese mismo año publicó El mono gramático, poema en prosa en el que funde reflexiones filosóficas, poéticas y amorosas; en 1974 Los hijos del limo, recapitulación de la poesía moderna, y en 1975, Pasado en claro, otro de sus largos poemas, que fue recogido al año siguiente en Vuelta, obra con la que obtuvo el Premio de la Crítica en Barcelona, España.
En 1977 Octavio Paz abandonó Plural e inició Vuelta, revista literaria que dirigió hasta el final de su vida y que fue cerrada unos meses después de su muerte. Continuó con sus reflexiones políticas en su obra El ogro filantrópico (1979) y en 1981 obtuvo el Premio Cervantes. En 1982 se editó Sor Juana Inés de la Cruz o Las trampas de la fe, retrato de sor Juana y la sociedad mexicana del siglo XVII; en 1987, Árbol adentro, último volumen de poesía. En 1990 se le concedió el Premio Nobel de Literatura y publicó La otra voz y Poesía de fin de siglo, que recoge sus últimas reflexiones sobre el fenómeno poético. En 1993, La llama doble: amor y erotismo, y en 1995, Vislumbres de la India.

De una personalidad exigente y exigida, su escritura ha sabido recoger distintas tradiciones e hilar los más variados intereses en una sola voz y una herencia plural. Además de sus poemas, ha buscado en otras áreas de la cultura coincidencias y cercanías que alimenten su obra y abran espacios para la comprensión del mundo. Si su poesía viaja del vacío del yo a la plenitud del mundo y el amor, sus ensayos son un mosaico de reflexiones puntuales sobre los aspectos más diversos de nuestra época. Su muerte, acaecida el 19 de abril de 1998 tras una larga enfermedad, supuso la pérdida del poeta mexicano por excelencia.

Poema de Pablo Neruda

Poema de Pablo Neruda
Hacia los 35 años de su muerte el próximo 23 de septiembre